A todas (y todos) nos gusta disfrutar de los chapuzones en verano… a todos menos a tu pelo. El cloro de la piscina, el sol fuerte durante tantos días y el agua del mar lo estropean (y mucho). Por eso, proteger nuestra melena es una prioridad. Pero no pienses que requiere demasiado tiempo, de hecho, es tan fácil como aplicar un protector capilar y, ¡listo! Un sencillo gesto que no te llevará más de dos minutos y con el favorecerás la salud de tu cabello. ¡No lo pases por alto!

Estos cosméticos, además de reparar la fibra capilar, nutren e hidratan evitando posibles roturas y, también, previenen la pérdida de color. Seleccionamos cinco que son una auténtica maravilla. 

¿El cloro estropea tanto el pelo como dicen? Rotundamente, sí

El cloro es una sustancia química industrial muy potente que se usa para desinfectar el agua. Sin embargo, para nuestro pelo es mortal porque lo reseca, lo pone áspero, lo rompe y debilita y hace que se vuelva poroso y mucho más quebradizo en las puntas. De hecho, las mujeres que llevan el pelo teñido o decolorado pueden ver cómo pierden el tono a lo largo de los días. ¡Un drama!

Ocurre lo mismo con el agua salada de mar. Está demostrado que la sal que lleva el agua de mar reduce la keratina natural de nuestro pelo, volviéndolo débil y encrespado. Además, la mezcla de sal y las temperaturas extremas acaban por debilitarlo completamente.

Sin embargo, y por suerte, existen muchos productos en el mercado con componentes capaces de devolvernos la salud capital en un periquete y protegerlo de los rayos UV del sol. Además, son perfectos también para poner a salvo el cuero cabelludo. Aunque, eso sí, un ‘tip’ muy importante para los días de playa es apostar por champús que no lleven sal y que, además, sean muy pero que  muy hidratantes.