Carmen Borrego ejerció de madrina en la boda de su hijo, José María, celebrada en 14 de mayo en una ceremonia de la que conocemos todos los detalles, cómo fue vestida ella y el resto de las mujeres del ‘clan Campos’, dónde se celebró el ‘sarao’ y, quienes fueron los invitamos más ilustres. Sin embargo, no sabíamos, hasta hoy, que se había sometido a varios tratamientos estéticos en el rostro, antes del gran día.

Atentas porque lo primero que ha hecho Carmen es despedirse de las líneas de expresión y de las arrugas en la zona de la frente, el entrecejo, y las patas de gallo. Después, apostó por un tratamiento iluminador que aporta una hidratación profunda y deja la piel radiante y, también, un lifting facial, sin cirugía, para un efecto de rejuvenecimiento natural y permanente. Todo ello en su clínica de confianza donde siempre obtiene  los mejores resultados. (Clínicas Diego de León).

«Quiero ser una madrina con una cara estupenda», ha dicho. La ceremonia tuvo lugar en una finca en Torrejón de Velasco, a 30 km de Madrid, y asistieron 150 invitados, entre los que se encontraban algunas caras conocidas como Kike Calleja y su pareja Raquel. Y para la gran ocasión Borregó se decantaba por un vestido azul empolvado con un llamativo broche en el centro del escote y una silueta holgada con frunces.

1. Carmen Borrego prueba el ‘Cocktail Bye bye arrugas + efecto Cat Eyes’

Carmen Borrego Clínica Diego Leon
Carmen Borrego y el doctor Miguel de la Peña, fundador y director de Clínicas Diego de León.

Pocos días antes de la boda, Carmen Borrego ha pasado por el departamento de chapa y pintura. Han sido unos retoquitos sencillos, sin necesidad de cirugía, con los que consiguió estar estupenda. «Es para suavizar las líneas de expresión y arrugas dinámicas, es decir, las líneas y arrugas que se marcan al gesticular. Este plan de choque que consiste en infiltraciones aplicadas en puntos estratégicos del rostro para rejuvenecer el tercio superior del rostro: frente, patas de gallo y entrecejo- aporta un efecto favorecedor a partir de los tres días de su realización», explican desde la clínica.

El resultado se evidencia con una frente lisa, sin líneas de expresión ni arrugas, piel suave, lisa e hidratada. Además, lo ha complementado con nuestro Efecto Cat Eyes. Este cocktail se aplica también en puntos estratégicos en la cola de la ceja para abrir la mirada.

2. Cocktail de vitaminas personalizadas con ‘Efecto Glowy’

Para lucir una piel impecable, sin imperfecciones, con el tono unificado, bien hidratada, jugosa y con mucha luminosidad, ha optado por el Efecto Glowy personalizado, basado en micro infiltraciones de vitaminas personalizadas que se adaptan a las necesidades de su piel. «Se ha realizado tres sesiones de este tratamiento antes del gran día, espaciadas cada cuatro semanas».

3. Fast lift o lifting exprés para lucir un rostro terso

Por último, para prevenir y combatir la flacidez del cutis -sin tener que pasar por el quirófano- ha recurrido a infiltraciones de nuestro estimulador de colágeno exclusivo. Se trata de un filler dérmico, que no aporta volumen, sino que estira la piel, le aporta colágeno y elastina. Reafirma como si te hubieses hecho un lifting.