Cubrir imperfecciones y tapar ojeras son los dos usos principales del corrector, pero hay muchos más. Aquí te los descubrimos


La pandemia no solo ha cambiado nuestra forma de entender la moda, convirtiendo la tendencia comfy en la estrella de la mayoría de los looks. También si hablamos de maquillaje ha habido un giro hacia un estilo más sencillo y natural, con productos multiusos. Ahora buscamos productos de maquillaje que sean funcionales, con diversos usos y propiedades que nos sirvan para crear un look de día a día sencillo, cómodo y rápido. Y por eso convertimos al corrector en el producto estrella del neceser.

Para deshacerte de una ojera, enmascarar un granito, resaltar una zona, acompañar a otro producto de maquillaje… Tu set beauty nunca va a estar completo sin un corrector. El uso más común es el de cubrir imperfecciones, pero también hay otras muchas funciones en las que nos puede ayudar. Sin duda, es el mejor aliado que podemos tener para muchas de las funciones que buscamos si queremos conseguir un maquillaje perfecto.

Los distintos usos del corrector

Desde Maybelline New York nos cuentan los  diez usos que puedes darle a tu corrector para sacarle el máximo partido.

  1. Borra ojeras. Todo corrector tiene como función básica difuminar las marcas que aparecen alrededor de tus ojos.
  2. Borra las imperfecciones. Para cubrir cicatrices y marcas de granitos que podamos tener en la cara.
  3. Atenúa las manchas. El corrector también sirve para borrar las rojeces y las manchas oscuras en cualquier zona del rostro.
  4. Utilízalo para contornear tu rostro. Utiliza el tono más oscuro y aplícalo según la técnica del contouring para acentuar y marcar algunas zonas de tu rostro.
  5. Ilumina. De la misma forma, aplica un tono más claro en puntos estratégicos de tu rostro que aporten puntos de luz.
  6. Pre-base de párpados. Utilízalo sobre el párpado para igualar el tono antes de aplicar tus sombras.
  7. Define las cejas. Aplica debajo del arco de la ceja un poco de corrector y crea un punto de luz para definir su forma.
  8. Ilumina el lagrimal. Remata tu look de ojos aplicándolo en el lagrimal a modo de iluminador.
  9. Pre-base de labios. Utilízalo a toques sobre los labios a modo de pre-base. Esto facilitará que resalte más el labial.
  10. Corrector de labios. Si aplicando tu labial te has salido un poco del contorno de los labios, puedes utilizarlo corregirlo sin necesidad de desmaquillarte