La expareja ha protagonizado un intenso reencuentro que ha acabado con los nervios de Sandra Pica.


La historia (ya terminada) de amor entre Melyssa Pinto y Tom Brusse sigue dando mucho juego entre los seguidores de ‘La isla de las tentaciones’. Este lunes, la expareja volvía a verse las cámaras en el debate del programa. Y en el plató de Telecinco sucedió lo que nadie imaginaba.

Tom Brusse, al ver a Melyssa: «La he querido muchísimo»

Tom, visiblemente emocionado al ver a su expareja, confesaba sin pudor que aún siente mucho cariño hacia ella. Al verla le vienen “recuerdos» y «me pongo nervioso porque hace muchos meses”, confesaba minutos antes de su esperado cara a cara. «Melyssa es una persona a la que he querido muchísimo. Le he hecho muchísimo daño y la tengo en mi corazón, decía. «La verdad es que estoy un poco nervioso. Tengo el corazón… He estado viendo las imágenes y el daño que le hice y la verdad es que estaba pensando estos meses y le hice mucho daño… Es una persona maravillosa. Estoy enamorado de una persona, pero puedo tener a una persona en mi corazón». Melyssa, por su parte, se sinceraba: «Gracias a eso hoy soy mucho más fuerte de lo que era. Espero que tú también aprendas de todos los errores que has cometido». Y admitía que su exnovio se ha disculpado por su infidelidad: «Me ha pedido perdón. La herida está prácticamente cerrada, pero es un trauma».

Telecinco

Su novia, Sandra Pica, que veía las imágenes desde su casa, intervenía de inmediato en directo para dejar constancia de su indignación. «Se acabó, estoy esperando a que llegue para largarme a mi casa, otra cosa no puedo hacer. Para mí Tom es el pasado porque estoy cansada de este tema. ¿Que si me veis cara de sorprendida después de lo que acabo de ver? ¡Ha sido una situación que tiene las maletas fuera de casa!», soltaba.

Sandra Pica amenaza con irse de casa

Melyssa aprovechó la ocasión para aclararle a Sandra que no deseaba volver a ver a Tom, pero la llamaron para pedírselo y accedió. «No hago un show igual que tú. He venido hoy porque me siento preparada igual que vienes tú», decía. El cabreo de Sandra aumentaba por momentos: «La que se va soy yo, que la casa es de los dos».

Tom no entendía el enfado de su chica. «¿Qué he hecho de malo?», se preguntaba. «Me gustaría que esperaras. No me dicho nada malo. Solo he dicho que a Melyssa la tengo en mi corazón». Asimismo, le recordaba a su pareja: «No podemos hablar de este tema porque te agobias». Ella insistía en lanzar mensajes dirigidos a Melyssa: «Que llore, porque yo he llorado muchísimo. Sigo sin entender qué le pasa este chico en la cabeza».

Melyssa Pinto Tom Brusse

Sandra recordaba que ha firmado un contrato de alquiler con Tom «hace tres días» y que «hoy esperaba algo muy distinto de él, que realmente me demostrara fuese así. No he dicho que quería volver con Melyssa». Esta, al escuchar las declaraciones, recordaba: «Estáis obviando que yo existo y no he dicho que quiera volver con nadie».

Tom intenta calmar a su novia, en pleno ataque de ira

Sandra Pica amenaza con irse de casa

Brusse, con la cara descompuesta, insistía: «Estoy contigo Sandra, que no estoy con ella». Pero Sandra no parecía entrar en razón: «Que me da igual. Te he pedido respeto y no lo he tenido. Que digas que la tienes en tu corazón cuando me llamaste como ella en ‘La casa fuerte’ es muy fuerte».

Melyssa puntualizaba: «Para mí evidentemente Tom es una persona importante, pero el sentimiento no es el mismo. A mí me ha costado más por lo que me ha hecho». Y una vez más Sandra, desde el salón del hogar que comparte con el joven de origen francés, se lamentaba: «Siento que para él no soy una persona importante en su vida». El joven no sabía de que manera calmar a su chica: «Me gustaría que te quites el trauma de Melyssa. Siempre sigo hablando con mis ex». Por último, Melyssa admitía: «Para mí esta situación es súper incómoda». Y le lanzaba un zasca a quien fue su prometido: «El problema es que no empatizas con las personas que tienes a tu alrededor».