«Ha sido una semana agotadora psicológicamente. El domingo fue una de las peores noches de nuestra vida», ha reconocido Terelu.


El documental de Rocío Carrasco ha generado un auténtico aluvión de reacciones y, por supuesto, no ha dejado indiferente a nadie. En el foco de la noticia, Terelu Campos confesaba cómo se encuentra actualmente su amiga. «Voy a utilizar su frase, ella ‘está procesando’. Es la palabra que más ha utilizado estos días. Está procesando la docu-serie y todas las repercusiones que ha tenido».

© Gtres.

Por su parte, Carmen Borrego añadía que no la ve nerviosa, pero «tampoco feliz». «Ni contenta ni celebrando nada. Está con cautela que es como tiene que estar después de abrirse así», aseguraba en ‘Viva la vida’. Han sido unos días difíciles tanto para ella como para su círculo más íntimo. «Una semana agotadora psicológicamente. El domingo fue una de las peores noches de nuestra vida», ha reconocido Terelu quien calificaba este testimonio como «un pedazo de guantazo»: «Hacía mucho tiempo que no lloraba con tanto desconsuelo».

El domingo, mientras se emitía la docu-serie, durante las pausas Terelu habló en varias ocasiones con su amiga vía telefónica. «Para que veas la clase de persona que es, su preocupación era que yo estuviera destruida y desolada. Le dije: ‘Yo también necesitaba esto. Necesitaba desahogarme'».

GTRES

Las hermanas Campos coinciden en que Rocío Carrasco ha sufrido tanto que nunca ha conseguido remontar. «No ha vuelto a sonreír con los ojos». Carmen Borrego explicaba que a pesar de que era conocedora de diversas confesiones del documental aún sigue emocionándose al escucharlas. «Sabía muchas cosas, pero verlo así ha sido una puñalada». 

Recordaba que ella siempre se había preguntado de forma pública por el sufrimiento de la hija de Rocío Jurado, durante años denostada en los platós de televisión. «Nadie me ha hecho caso. Ahora lo hemos visto todos».  Y es que los que han estado cerca han guardado silencio porque este era su deseo, eso no quita que hayan sido testigos de «muchas cosas injustas». Carmen Borrego también ha señalado que ahora diversas personas le habían pedido perdón por cuestionarla. «Era necesario y justo oírla hablar. Creo que ella no había estado preparada antes, pero tenía que hacerlo y teníamos que oírlo de su boca», añadía.

«Amo a Fidel Albiac»

Tanto Terelu como Carmen han manifestado que ambas sabían que en algún momento Rocío Carrasco debía romper su silencio. Finalmente lo ha hecho a través de este sonado documental gracias al consejo y asesoramiento de los profesionales que llevan años tratándola de cerca. Este ha sido un dato que ha subrayado Terelu.

Uno de los principales apoyos de Rocío Carrasco ha sido su marido, Fidel Albiac. Carmen Borrego salía en su defensa. «Amo a Fidel Albiac. No se puede juzgar a una persona sin conocerla». Recalcaba que había sido un pilar fundamental en la vida de su amiga.