Antonio Pavón ha sido preguntado por fin sobre su "tonteo" con Ana María Aldón en Supervivientes. Para defender su relación, ataca a Rocío Flores sin piedad, al entender que ha sido ella quien ha ensuciado su bonita amistad con especulaciones


Antonio Pavón ya ha aceptado que su paso por ‘Supervivientes 2020’ ha llegado a su fin, aunque no haya sido la audiencia la que haya decidido sobre su futuro, sino su problema de salud. El torero ha tenido que abandonar el reality por prescripción médica, pero continúa en Honduras, en el hotel, a la espera de ser repatriado y regresar a su casa con los suyos. Eso sí, hasta que se pueda efectuar su evacuación, el diestro ha conectado con Jordi González para comentar su paso por la isla, cómo se ha llevado con sus compañeros y, de paso, conocer cuánto ha perdido durante su extrema aventura de supervivencia. Ahora bien, si había un punto en el que la atención del público es máxima ese era su comentadísimo “tonteo” con Ana María Aldón, con la que ha hecho muy buenas migas durante las 6 semanas que han pasado juntos.

Antonio Pavón ha preferido no ser demasiado incisivo a la hora de hablar sobre su polémica relación con Ana María Aldón, optando por seguir la estrategia de echar balones fuera cuando es preguntado sobre ella por el presentador del debate de ‘Supervivientes’. El torero quiso dejar claro que, para él, la mujer de José Ortega Cano es “una persona excelente, muy justa y no se va a inclinar a un sitio u otro a no ser que vea algo injusto. Ella no tiene por qué pelearse porque yo siempre la he tratado como un caballero”, aseguraba Antonio Pavón, que no quiere que su amistad con ella dé pábulo a rumores o especulaciones que pongan en peligro la relación que ha atesorado en la isla y que le ha hecho superar los obstáculos del programa con alegría, como si estuviese en familia.

Eso sí, para defender su relación de amistad con Ana María Aldón y despejar cualquier duda sobre los límites que no ha traspasado, Antonio Pavón ha cargado con dureza contra la primera persona en poner de relieve su cercanía. Esa fue Rocío Flores, que en una discusión con la mujer que le devolvió las ganas de vivir al marido de su abuela tildó su cercanía con el torero como “tonteo”. Eso molestó mucho a los protagonistas y ahora ha llegado el momento de saldar cuentas, al menos de cara a la galería: “También ha visto que Rocío Flores, que es una niña mimada y muy maleducada, hace cosas detrás de las cámaras. Pone gestos de desprecio y hace comentarios de muy mal gusto. A Ana María que la deje tranquila, que no es la defensora del mundo”, denuncia, dejando entrever que la modista está desilusionada con la actitud de Rocío.

Rocío Flores destapa un «tonteo» de Antonio Pavón con Ana María Aldón

La guerra velada de Ana María y Rocío Flores

Esta revelación de Antonio Pavón sobre el descontento de Ana María Aldón con Rocío Flores pone de relieve un enfrentamiento familiar que, hasta ahora, tan solo creíamos que venía por parte de Rocío. Ella se ha quejado casi desde el inicio de ‘Supervivientes’ que no se ha sentido resguardada ni apoyada por Ana María cuando ha sido testigo de los ataques más crueles de Yiya, que ha centrado su ira en la hija de Antonio David Flores, sacando todos los trapos sucios de los que es conocedora con la única intención de tumbar a su rival en el concurso. Algo que, por cierto, no solo ha molestado a Rocío, sino también a su familia, como ya han condenado públicamente el propio José Ortega Cano y Gloria Camila en sus intervenciones.

Pocos en su familia entienden que no le haya ayudado cuando Rocío Flores ha sido atacada con dureza, ni tampoco cuando estos enfrentamientos terminaban con la joven en un ataque de ansiedad. Ana María Aldón se ha justificado en infinidad de ocasiones al respecto, defendiendo su independencia y su determinación a hacer su propio concurso, más allá del cariño que siente por alguien que siente como su propia familia. Cree que ella ha demostrado que puede defenderse por sí misma y que no está dispuesta a ensuciarse por velar por ella, dado que ha comprobado que sus frentes abiertos con otros concursantes son constantes y que sacar la cara por ella podría traducirse en un agravio a su propio concurso. Es este punto de egoísmo que ni Ortega Cano, ni Gloria Camila, ni Rosa Benito, ni Antonio David Flores, ni Raquel Mosquera comparten. La familia recrimina la pasividad de Ana María Aldón.