La colaboradora ha demandado a Avilés por injurias. Le pide 20.000 euros por insinuar que es una «fresca».


José Antonio Avilés se ha convertido en el personaje más nombrado en los platós de Mediaset durante los últimos días. El paso por ‘Supervivientes’ del cordobés ha puesto en el punto de mira su comentado pasado. Sofía Suescun y Gustavo González se han sometido al polígrafo para contar todo lo que saben del joven.

«El pesado de Avilés», así es como ha dicho la de Pamplona que le llamaban sus compañeros de ‘Viva la vida’. «Incluso dentro de cámaras le criticábamos, era muy molesto a la hora de argumentar, te pisaba muchas veces. En los descansos, fuera de cámara, también lloraba muchísimo», ha recordado. Además, ha indicado que no entiende cómo aquellos que le criticaron en el pasado, ahora le defienden. Y es que ha contado que grababa las reuniones del programa sin el consentimiento previo de sus compañeros.

«Empiezo a coincidir con él en ‘Viva la vida’ recién salida de ‘Supervivientes’, en un primer momento se quería llevar bien conmigo y luego contaba historias falsas y me cabrearon muchísimo. No le entendía», ha revelado. Cuando le quiso pedir explicaciones sobre todo aquello con lo que ella no estaba de acuerdo, Avilés se defendía señalando que era solo televisión.

Sofía también ha recordado muchas mentiras que ha dicho sobre ella como cuando contó que había pactado iniciar su relación con Kiko Jiménez para que él tuviera un caché más alto en ‘GH VIP’. La colaboradora ha negado esto, rotundamente. Al igual que ha hecho cuando Avilés dijo que había mantenido un ‘affaire’ con Logan, su compañero en ‘Supervivientes’, mientras estaba con Kiko. O cuando contó que se había enrollado con Suso durante una publicidad. 

La enemistad entre ambos va más allá y Sofía le ha demandado por injurias. Le pide 20.000 euros por insinuar que es una «fresca». Cabe recordar que dijo en televisión que ella iba en busca de futbolistas en las discotecas.

La hija de Maite Galdeano ha recordado una anécdota con Avilés cuando este le pidió que contase en antena que le habían pillado en una infidelidad: «Estábamos en los pasillos y me dijo: ‘Tienes que soltar esta pedazo de bomba. Estoy ahora con un chico y me van a sacar con otro’. Jamás dije nada, él tampoco lo dijo. Nunca salieron las fotos».

«Me escribía compulsivamente»

Gustavo ha recordado el perfil más insistente de Áviles quien le llegaba a escribir más de cien mensajes mientras se emitía ‘Sálvame’ para contarle diversas informaciones. «Hablásemos de quien fuera, él siempre tenía una bomba», ha recordado. «Me escribía compulsivamente y de eso hace dos años», ha recordado.

El polígrafo ha confirmado que José Antonio Avilés trató de filtrar al fotógrafo noticias falsas en reiteradas ocasiones. Gustavo González ha negado que él fuera su mentor, como este señaló en televisión. «Cuando le he mencionado ha sido para avisar a los directores. Tened cuidado con este señor», ha asegurado.

Asimismo, ha contado que Avilés le había enviado conversaciones de los compañeros de ‘Sálvame’ grabadas sin su consentimientos. «Me ofrecía mandarme audios y yo le dije que no los quería», ha revelado. «Me envió un audio de Kiko Matamoros. Básicamente lo que él me decía es la complicidad que tenía con todos. Él tenía mucho interés en llegar a Mila Ximénez y Kiko Hernández».

Tras ser expulsado de ‘Supervivientes’, José Antonio Avilés continúa en Honduras. El joven ha reconocido numerosas deudas económicas y sus mentiras y está cumpliendo su promesa. Está haciendo frente a los impagos que tiene pendientes con numerosos particulares y pequeñas empresas. Según ha podido confirmar SEMANA, el colaborador de ‘Viva la vida’ se ha puesto manos a la obra y ya está pagando sus deudas.

El miércoles, el andaluz se enfrentaba a uno de sus momentos televisivos más complicados. El joven respondía a las preguntas que le formulaba Jorge Javier Vázquez sobre sus «pequeñas cuentas pendientes». Lo hacía en ‘Supervivientes: Última hora’, una gala especial donde quedaba patente que Avilés ha logrado convertirse en el gran protagonista del reality de Telecinco.

«Debo dinero, pero no he estafado. Antes de venir aquí dije que debía dinero y desde hoy día 14 estoy haciendo frente a mis deudas porque tengo un móvil desde el que hacer transferencias», afirmaba. Su defensa era tajante: «Para yo ir a prisión se tendrá que demostrar todas las cosas. No soy un estafador, soy un moroso. Se me están imputando delitos. A lo mejor soy yo el que tiene que denunciar a toda esa gente».