La colaboradora ha puesto a prueba su memoria en ‘El Hormiguero’, pero para superar este nuevo reto no lo ha tenido nada fácil. Y su bebé tiene que ver en ello.


Una noche más, Pilar Rubio ha sorprendido a la audiencia de ‘El Hormiguero’ al superar una difícil prueba. La colaboradora ha memorizado el sonido de 50 cantos de diferentes especies de pájaros. El reto que consistía en adivinar a qué ave correspondía el canto apenas unos segundos después de escucharlo. La mujer de Sergio Ramos ha sido capaz de acertar todos los sonidos y Pablo Motos la ha felicitado por ello. «No sé para qué te servirá esto en la vida pero has estado maravillosa», le ha dicho el presentador.

Las dificultades de Pilar Rubio mientras preparaba su prueba

Sin embargo, para poder pasar esta prueba no lo ha tenido nada fácil. Y es que a Pilar le ha costado lo suyo memorizar el canto del medio centenar de pájaros. Según ha explicado en directo, cuando entrenaba en casa, a veces le costaba distinguir los sonidos de las aves de los de su bebé. «Estaba todo el tiempo diciendo ‘¿esto es un pájaro o es mi hijo?’, ha detallado. «Luego tenía que comprobar que Máximo estaba bien… Casi me quedo cucu», sentenciaba, con mucho sentido del humor.

Antena 3

La colaboradora dio a luz a su cuarto hijo, Máximo Adriano, hace cinco meses. Pocos días después del parto ya estaba completamente recuperada físicamente. Se incorporaba al programa de Antena 3 en septiembre de 2020, apenas un mes y medio después de la llegada de su cuarto hijo. En su vuelta al trabajo demostraba que se encontraba al 100%, con una silueta absolutamente envidiable. Y se atrevía a manejar una impresionante ballesta con la que lograba apagar un fuego, dejando con la boca abierta a la audiencia y a sus compañeros en el espacio de Atresmedia.

Instagram

El pasado fin de semana, cuando la borrasca Filomena asoló a todos los rincones del país, Pilar Rubio volvía a enfundarse en su traje de novia (con el que dio el ‘sí, quiero’ al Capitán del Real Madrid en 2019) para posar con él en la nieve. «He pensado que era el momento de sacar del armario mi vestido de novia. Dos momentos históricos y románticos para mí. Mi boda y la gran nevada en Madrid», explicaba, junto a unas fotografías espectaculares frente a un paisaje helado en las afueras de la capital.