Samantha Hudson ha sido la elegida para ser expulsada de ‘MasterChef Celebrity’, pero se lo ha tomado con mucho sentido del humor.


Después de una prueba final muy complicada, los chefs de ‘MasterChef’ han decidido que Samantha Hudson fuera el segundo expulsado del programa. Samantha Hudson ha sido finalmente la elegida para abandonar las cocinas del programa culinario de TVE al no saber replicar el plato que había que hacer para salvarse de la expulsión.

«Lo sabía totalmente. Cocinera no sé, pero estupenda y majísima sí soy. Pues nada, me ha podido la situación totalmente. Yo venía dispuesta a hacerlo muy mal. Es más duro aún. No sé ni hacer un apio. Yo no me he esforzado ni en estudiar. Soy objetiva y sé que soy una catástrofe», ha dicho, haciendo gala de su buen humor.

Samantha se ha tomado la expulsión de la mejor manera y así lo ha demostrado: «Yo quiero ser mediocre, quiero ser un desastre. Me llevo unos compañeros estupendos, vosotros también sois muy agradables. Me llevo mucha diversión. Creo que Verónica Forqué va a ganar, le deseo lo mejor», ha añadido.

Samantha ha sido la elegida para abandonar ‘MasterChef Celebrity’

© TVE.

Aunque asegura que no ha recibido clases de ningún cocinero, Samantha se prometió a sí misma disfrutar de esta experiencia. Y así lo ha hecho, aunque reconoce que es duro: «MasterChef’ es durísimo, pero yo voy a seguir cocinando. A seguir trabajando. Lo habré hecho fatal, pero me he divertido muchísimo. Para mi es muy importante divertirme», dice antes de abandonar las cocinas de este programa.

Tamara fue la primera expulsada de ‘MasterChef Celebrity’

A pesar de que había elegido elaborar un solomillo de cerdo a la Matilde, no logró conquistar al jurado. Tras la cata, la cantante se derrumbaba al no recibir buenas críticas por parte de los miembros. «Si salgo no me lo perdonaría en la vida. Tengo 4 niños y quiero que estén orgullos de mí. Si me voy, no quiero decepcionarlos«, decía antes de conocer que ella se había convertido en la expulsada. Jordi Cruz quería revelarle que «tenía los electrodoméstico más fáciles y a pesar de ello no lo has aprovechado para presentar un plato de calidad».

Tamara se derrumbaba al conocer que había sido la expulsada y no pudo evitar romperse a llorar. A pesar de haber recibido el cariño de todos sus compañeros, terminaba hundida ya que quería seguir en el programa para seguir trabajando. La pandemia provocada por el coronavirus le ha obligado a paralizar su gira, por lo que no está pasando por su mejor momento económico: «Tengo 4 niños y es difícil de mantener», decía completamente rota. Un dolor que también han sentido sus compañeros, que estaban derrumbados.