Rocío Flores es la protagonista indiscutible de la próxima edición de ‘Supervivientes’. La hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco afronta su primera gran aventura televisiva. Este sábado, partía hacia Honduras junto a otros compañeros de concurso, entre ellos, Alejandro Reyes -hijo de Ivonne Reyes- y Chistian Suescun -hijo de Maite Galdeano y hermano de Sofía Suescun-. El jueves, 20 de febrero, arranca la nueva edición del reality.

«Un reto personal»

Mucho se espera de su papel en el programa más extremo de Mediaset: «Tenía muchas ganas de participar», afirmaba cuando se dio a conocer la noticia. Sin embargo, es consciente de que se trata de una experiencia dura: «Voy a darlo todo», subrayaba. 

Rocío Flores cuenta con el apoyo incondicional de su padre que acudirá a defenderla a los platós. El ex Guardia Civil se mostraba recientemente receloso ante esta nueva aventura: «Me sabe mal que mi hija lo pase mal». Añadía que no tiene duda que hará un «concurso buenísimo». «Como padre no me gusta que mi hija vaya a ‘Supervivientes’, pero como colaborador me encanta», subrayaba.

Más allá de su participación en el reality, su nombre genera una gran expectación por todo lo que entraña con su familia. Repasamos los retos a los que se enfrenta. 

1Un desafío extremo

La joven, que comenzó su andadura televisiva recientemente como consecuencia de la participación de su padre en ‘GH VIP 7’, se atreve con un reality marcado por su dureza. Afronta el reto con valentía:«Me encanta la experiencia, voy a darlo todo. Para mí estar en ‘Supervivientes’ es un reto personal, así que espero no defraudar a nadie y contar con vuestro apoyo».

2Rocío Flores, al descubierto

Es sin duda, el fichaje estrella de esta edición. Un personaje carismático que ha conectado con la audiencia. La contundencia con la que habla en los platós de Mediaset ha conquistado a los espectadores, pero… ¿cómo se desenvolverá con sus compañeros y ante circunstancias límite?.

3 ¿Una llamada de Rocío Carrasco?

Por todos es conocida la inexistente relación que mantiene con su madre, un tema que continúa acaparando las tertulias de los programas. Madre e hija llevan cuatro años sin mantener una conversación, por tanto el minutos de oro de esta edición sería una llamada de apoyo de Rocío Carrasco. 

4La relación con su madre

La joven estará expuesta a horas y horas ante las cámaras y a condiciones muy difíciles. Además, establecerá estrechos lazos con algunos compañeros a quienes, posiblemente, hablará sobre la relación que tiene con Rocío Carrasco. 

5Separada de los suyos

Antonio David confesaba recientemente que una de las cosas que más teme es que su hija eche de menos su casa y a sus hermanos. También a su pareja, Manuel Bedman, que le dedicaba un bonito mensaje de despedida: “No hace falta decirte nada, porque ya lo sabes de sobra… Lo vas a hacer genial y demuestra a todo el mundo lo que vales, todos los que te conocemos sabemos las ganas que tenías de realizar este sueño y ha llegado la hora de cumplirlo… Te voy a echar muchísimo de menos mi vida, te amo».

6Su primer reality

Nunca antes ha participado en un reality y su trayectoria ante las cámaras es relativamente corta. Sin embargo, seguro que su tía, Gloria Camila, le ha dado algunos consejos. «Eres grande, Rocío, eres especial, eres fuerte. Exprime esta aventura y danos lo mejor de ti. Estaremos apoyándote y mandándote fuerzas desde aquí. ¡Te quiamo!», afirmaba en redes.

 

7Preparada para convertirse en una gran superviviente

Asimismo, su padre confirmaba que está preparada para hacer frente a condiciones de vida complicada, por ello ha aprendido a hacer fuego y a montar un tienda de campaña: «Tiene preparada su supervivencia». 

8Psicológicamente fuerte

«Psicológicamente está muy fuertey sabe dónde va», ha dicho dicho su padre. Su tío, Amador Mohedano, también le ha dado algunos consejos. «Yo como hablo con ella casi todos los días, cuando ya me confirmó que iba a ir le dije pues ármate de valor, ármate de paciencia, ve muy mentalizada». Le indicó que procure «buscar algo que te distraiga durante el día, igual que yo hacía las cucharitas que tardaba tres horas. Es un aliciente porque si no te quedas ahí nada más que broncas y peleas», explicó Amador en el ‘Programa de AR’.