Su padre, Antonio David Flores, ha confesado que afronta esta experiencia "psicológicamente fuerte".


Rocío Flores es la protagonista indiscutible de la próxima edición de ‘Supervivientes’. La hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco afronta su primera gran aventura televisiva. Este sábado, partía hacia Honduras junto a otros compañeros de concurso, entre ellos, Alejandro Reyes -hijo de Ivonne Reyes- y Chistian Suescun -hijo de Maite Galdeano y hermano de Sofía Suescun-. El jueves, 20 de febrero, arranca la nueva edición del reality.

«Un reto personal»

Mucho se espera de su papel en el programa más extremo de Mediaset: «Tenía muchas ganas de participar», afirmaba cuando se dio a conocer la noticia. Sin embargo, es consciente de que se trata de una experiencia dura: «Voy a darlo todo», subrayaba. 

Rocío Flores cuenta con el apoyo incondicional de su padre que acudirá a defenderla a los platós. El ex Guardia Civil se mostraba recientemente receloso ante esta nueva aventura: «Me sabe mal que mi hija lo pase mal». Añadía que no tiene duda que hará un «concurso buenísimo». «Como padre no me gusta que mi hija vaya a ‘Supervivientes’, pero como colaborador me encanta», subrayaba.

Más allá de su participación en el reality, su nombre genera una gran expectación por todo lo que entraña con su familia. Repasamos los retos a los que se enfrenta.