Ana María Aldón ha vuelto a decepcionar a Rocío Flores. La mujer de José Ortega Cano ha tenido un acercamiento con su enemiga en ‘Supervivientes 2020’, a la que califica como su amiga y de la que ha reconocido que la quiere mucho.

La mujer del torero, aislada junto a varios concursantes en Playa Desvalida, tuvo un encontronazo días atrás con Yiya. La mujer que ha criticado con más dureza a Rocío Flores en el ‘reality’ acusaba a Ana María de ser una marimandona, y de ser algo tirana a la hora de repartir las tareas, especialmente la comida. El enfrentamiento con Yiya desestabilizó a la modista, que se vino abajo, llorando, poco después de discutir con la joven. Poco después, la andaluza decidía pedirle perdón a la concursante de la peluca.

Rocío: «Ana María es libre de hacer lo que quiera»

Al ver las imágenes de Ana María disculpándose ante Yiya, abrazándola y besándola, la cara de Rocío Flores se descompuso. Estaba indignada. No podía creer lo que estaba viendo. Intentó ser moderada en sus opiniones, pero lo cierto es que su rostro reflejaba que se sentía traicionada por la mujer de Ortega Cano. Y no pudo ser más clara en sus conclusiones. «Yo a alguien que hace daño a parte de mi familia yo no la aprecio, pero Ana María es libre de hacer lo que quiera».

Ana María, sentada en la palapa, quiso explicar el porqué de su actitud con Yiya. «Colega no. Somos compañeras de concurso, somos rivales. Lo que quiero es tener una convivencia lo mejor posible con todos», decía.

Por su parte, Yiya, que estaba encantada de ser la protagonista de aquella escena, intervino. «Yo en vez de poner caras como Rocío voy a hablar. Personalmente me es indiferente. De Ana María querría añadir que me alegra saber que ella me quiere. Si ella no me quisiera me daría igual porque somos rivales. El concepto familia se ha creado en la isla en la que estamos de alguna forma».

Ana María defiende su acercamiento con Yiya: «Estoy haciendo mi concurso»

Jorge Javier formulaba una preguntaba a la madrastra de Gloria Camila. «¿Te sientes que estás un poco entre la espada y la pared?». «Siento que estoy haciendo un concurso. Rocío está en otra isla y ha estado en otra playa. He estado mucho más tranquila que la semana que coincidieron. Le pido perdón a ella o a cualquiera. Estoy haciendo mi concurso y no puedo estar matándome con mis compañeros de la playa y con los que se llevan mal con Rocío», concluía.

Gloria Camila: «No entiendo la actitud de Ana María»

Gloria Camila, sentada en el plató, tampoco podía creer la postura de Ana María. «Al principio intenté entenderla, pero hoy no entiendo la actitud que ha cogido», admitía. Hasta ahora, la hija del diestro ha defendido a capa y espada a la mujer de su padre. Pero, al igual que su sobrina, ver a Ana María abrazando a Yiya y recordándole el cariño que le profesa le resultaba difícil de comprender.

Rocío defiende su amistad con José Antonio Avilés

Parece que lo de las relaciones de amistad en la isla no es algo que todos encajen del todo bien. A Rocío le han cuestionado su amistad con José Antonio Avilés en el concurso. Muchos piensan que se ha acercado a ella por interés, pero la joven lo ha defendido. «Es verdad que es muy complicado. Pero el José Antonio que me gusta es el de reírme, el de no parar de hacer la gracia. Por lo demás, no tengo ninguna queja», decía anoche en la palapa. «Busca su exclusiva. Lo que pasa es que ella es una niña muy inteligente. Lo lleva mamado desde niña y no lo va a consentir», puntualizaba Elena, la madre de Adara.

«José Antonio es periodista y sabía que iba a hacer su trabajo. Al final él y Barranco son los dos con los que más ‘feeling’ tengo. No soy tonta y si me tengo que dar la hostia me la daré. A mí lo que me importa es el José Antonio Avilés de las risas», explicaba la hija de Antonio David Flores.

Por su parte, el colaborador de ‘Viva la vida’ se defendía. «No me acerco a Rocío Flores por una posible entrevista. Que me la dé y si no me la quiere dar, que no me la dé. Para buscar una exclusiva la busco y la vendo por una millonada. En esta casa trabajo y en esta casa concurso. Lo que tengo con ella se llama afinidad. Me acero a Rocío Flores porque es mi amiga y porque cuando estoy mal viene y me consuela. Y se acabó».