«¿Estás segura de que te vas a separar? Pues te vas a cagar», ha afirmado que le dijo Antonio David Flores.


La nueva entrega del documental sobre Rocío Carrasco nos ha hecho viajar en el tiempo desde el verano de 1999 hasta febrero de 2000. Una época que ha recordado como especialmente complicada durante la que la hija de Rocío Jurado toma la decisión de separarse de Antonio David Flores. «Nunca he sido infiel a Antonio David Flores, porque no teníamos una vida marital», ha sentenciado durante el episodio 4, titulado ‘Muera el amor’.

Gtres

Cuando Rocío Carrasco planteó a su marido que deseaba separarse su contestación fue contundente: «¿Estás segura de que te vas a separar? Pues te vas a cagar«, fue su clara advertencia. También ha revelado que recurrió a un paparazzi durante aquel verano para que él le hiciera fotos con chicos y culparle así de una supuesta deslealtad.

«Nunca he sido infiel a Antonio David Flores, pero lo debería haber hecho”, ha manifestado con rotundidad. «Yo no tenía una relación marital con él, llevaba separada hace mucho tiempo, pero debería haberlo hecho». Poco después, cuando ya habían tomado la decisión de separarse apareció en su vida su actual marido, Fidel Albiac.

«El vapuleo mediático»

Rocío Carrasco ha recordado los intentos de Antonio David de tacharla de desleal. Entre ellos, se produjo un viaje a Galicia por motivos profesionales, entonces salió publicado en las revistas que ella estaba de fiesta mientras él cuidaba de sus hijos. «Ese verano comienza el vapuleo mediático», ha confesado. Desde entonces comenzaron a salirle supuestos amantes en la prensa. «Él sabía que no, pero empieza a construir esa historia».

© Telecinco.

También ha contado el calvario que supuso para Rocío Jurado la separación de su hija. Concretamente cuando él se negaba a abandonar su casa en la urbanización de ‘La Moraleja’ alegando que era el domicilio conyugal. «Cuando se queda en casa de mi madre hace la convivencia horrorosa», ha afirmado. «Mi madre le temía como al demonio». Sin embargo, intentaba por todos los medios mantener la cordialidad y no enfrentarse con su ex yerno cuando este llegaba a horas intempestivas a la residencia. «No quería un escándalo y no era capaz de ponerle las maletas en la calle. Mi madre sabía de lo que era capaz y vivió toda la vida en la que este hombre estuvo en la mía acojonada y cagada», ha contado.

Tras más de dos décadas de profundo silencio Rocío Carrasco está contando su verdad a través de esta sonada docu-serie de Telecinco. Episodio a episodio va desgranando su versión de los hechos: Desde el inicio de su historia de amor con Antonio David Flores pasando por su divorcio y sin olvidar el inicio de su romance con su actual marido, Fidel Albiac.