«Qué poca vergüenza», indicaba Marta conteniendo la emoción para no romper en lágrimas.


Marta López nunca pensó que iba a ser una de las protagonistas del culebrón televisivo de la cuarentena. La exconcursante de ‘Gran Hermano’ ha terminado de la forma más inesperada su relación con Alfonso Merlos tras una polémico vídeo en el que se colaba una mujer paseando por el fondo de su casa, que no es otra que la reportera Alexia Rivas. El escándalo cuenta con una nueva protagonista, otra mujer con la que el periodista, de 41 años, fue pillado besándose a finales del mes de enero. 

Un vídeo que Marta López pudo ver durante su entrevista en ‘Sábado Deluxe’. La colaboradora miraba atónita las imágenes, que según el programa datan del 29 de enero, donde su ex se besa apasionadamente con esta chicha que no es Alexia Rivas, la reportera que vive con él y con la que está manteniendo una relación desde hace tres semanas.

«Las imágenes hablar por sí solas»

«Qué poca vergüenza», indicaba Marta muy afectada, incluso, intentaba apartar la vista y contenía la emoción para no romper en lágrimas. Por primera vez, sabía de la existencia de este documento audiovisual donde su ex se muestra en actitud muy cariñosa con una chica en el interior de un bar y ambos se prodigaban en besos, abrazos, caricias…

Tras ver el vídeo, solo deseaba consultar su teléfono móvil, para confirmar si ese día había mantenido una conversación vía whatsapp con él y le había mandado mensajes en tono cariñoso. «Mi silencio es lo que más daño le puede hacer. Las imágenes hablar por sí solas«, explicaba dolida.

«Qué quieres que me vuelva como una loca a insultarle cuando llevo dos días desesperada por esto que ha pasado. Esta es otra y espera que acabe el programa y entre alguna más», indicaba Marta. Subrayaba que el problema surgirá cuando la gente comience a hablar: «Él ha entrado en un juego que es muy peligroso. La verdad, es que me duele, no te voy a decir que no me duela verlo. Ya estoy curada de espanto», señalaba rotunda.

Jorge Javier preguntaba a la colaboradora de ‘Ya es mediodía’ si este tema le iba a afectar a su ex en el ámbito profesional, Marta ha querido dejar este tema a un lado: «No me voy a meter con él como profesional, es un gran profesional. Hace muchos años que no juzgo a nadie. Yo me sentaba aquí en un plató y me creía que podía juzgar a cualquiera, ya no. Que le juzguen los que están en su casa». 

«A mí me ha destrozado como persona, como mujer me ha humillado, me ha avergonzado a mí y a mi familia. Lo único que ha tenido para defenderse es meterse con un tema personal de su hijo», matizaba. Un asunto en el que no ha querido entrar en detalles, pero cuando salió a la luz el sonado vídeo, Merlos le habría reprochado este tema, según Marta: «Te lo puedo enseñar, lo tengo aquí».