«Paquirri no dejó Cantora a nadie. Dejó como herederos universales a sus tres hijos», ha afirmado el que fuera amigo personal del torero.


El abogado y expresidente del Real Madrid, Ramón Calderón, está siendo uno de los nombres que han salido a relucir tras la guerra mediática entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja. El letrado, amigo personal de ‘Paquirri’, defendió los intereses de Kiko cuando era un niño en el reparto de su herencia. El DJ arremetió duramente contra él y le llamó «sinvergüenza» en el especial ‘Cantora, la herencia envenenada’, finalmente se ha pronunciado públicamente. 

GTRES

Ha llamado a ‘Sábado Deluxe’ donde comenzaba diciendo que había evitado en un principio entrar en el conflicto: «Bien sabe Dios y muchos de los que colaboran en este programa que no he querido participar en este circo. No es mi ámbito y yo no participo en esto». También confirmaba que no había visto el programa, pero que muchos habían sido los que se habían puesto en contacto con él para contarle lo que dijo el hijo de la artista.

«Hay insinuaciones y silencios que no se pueden hacer para herir el honor de las personas, en este caso, el mío», ha afirmado rotundo. «Soy un defensor de la libertad de expresión y de opinión, en mi despacho hemos representado a periodistas, pero estos derechos no amparan afirmaciones falsas y calumniosas». 

GTRES

«Les juro que no he querido hacer esta llamada. No es mi medio», reiteraba. Y quería aclarar ciertos detalles que no fueron exactos en la intervención de Kiko Rivera: «Yo acepto la defensa y representación de Francisco Rivera Pantoja porque era el hijo de un amigo mío». Lo hizo de forma totalmente «desinteresada porque estaba desamparado». Ha recocido que no fue una tarea fácil. «Lo hice por un amigo muerto. Isabel Pantoja no estuvo representada por mí». 

Su único objetivo entonces fue «defender los intereses de un niño de tres años» y ha indicado que en esa testamentaria intervinieron otras personas. Daba una fecha importante: el 26 de septiembre de 1987, cuando se firma entre todos los herederos la testamentaria y deja ser su representante. «Yo no podía competir. A partir de entonces la madre ostentaba la patria potestad. Por tanto, la representación de su hijo».

La herencia del torero

Ha señalado que le desea todo lo mejor a Kiko Rivera, pero que no ha estuvo acertado y su alegato estuvo repleto de inexactitudes. «Su padre no dejó Cantora a nadie. Dejó como herederos universales a sus tres hijos. A la viuda, como es obligado por ley, le dejó un tercio en usufructo. En esos tres años, se hizo un inventario y la partición. Insisto, hay muchas inexactitudes que se pueden comprobar mirando un documento».

Telecinco

«Yo a Isabel Pantoja la conozco porque es la mujer de un muy buen amigo», ha explicado. «No tengo nada que ver a partir de lo que pasó tras el año 1987». Y recordaba que ello no permite «en determinados momentos poner en duda mi honor». Respecto a las declaraciones de Kiko, ha afirmado lo siguiente: «Este chico a lo mejor ayer con el acaloramiento dijo algo que no debió decir».

Cabe recordar que Kiko Rivera lanzó el siguiente mensaje en directo: «Ramón Calderón es un sinvergüenza. Que llame aquí si se atreve. Con esto que yo tengo aquí me lo vas a tener que explicar en un juzgado». Aseguró que su madre junto a su tío Agustín y el abogado abrían orquestado una «trama» para gestionar diversas movimientos que afectaban a Cantora.

La gran mentira de Isabel Pantoja

«Me siento engañado desde el momento en el que mi padre se fue. Lamento que las cosas hayan sido así. No me he enterado hasta ese día. La historia es así, al menos la mía», fue una de las declaraciones del DJ en una noche repleta de grandes titules. Se mostró totalmente demoledor con su progenitora y aseguró que no iba a poder perdonarla. «Me han engañado. Me han robado a sabiendas que me estaban robando». 

Redes Sociales

«Mi madre no cumplió las últimas voluntades de mi padre». Prometió con llegar hasta el final: «Hay que respetar la voluntad de los difuntos. Esto no puede suceder en ninguna familia». Una noche en la que se desveló lo que pasó el sonado 2 de agosto, fecha clave en la que ocurre el detonante de toda esta guerra. Kiko descubrió que en Cantora están todos los trajes y las pertenencias de ‘Paquirri’. «La gente puede pensar este chaval es tonto, pero yo las veces que había entrado ahí no había absolutamente nada»…».

Francisco Rivera también intervino en directo y aseguró que él ya sabía todo lo que estaba contando: «Yo sé esto hace muchos años. A mí no me estáis contando nada nuevo. Yo lo he sufrido y lo he hecho en silencio».