La colaboradora ha lanzado un zasca al ex de su madre en directo. Esto es lo que dijo al recordar el paso del humorista por el ‘reality’.


Que Bigote Arrocet nunca fue plato de buen gusto para Carmen Borrego es una realidad que ya nadie cuestiona. Una vez más, la hija de María Teresa Campos ha dejado constancia de que el ex novio de su madre no es santo de su devoción. A las pruebas nos remitimos. La malagueña, que trabaja como colaboradora en el plató de ‘Supervivientes : Tierra de nadie’, comentaba el desarrollo del ‘reality’.

«Solo hay un superviviente que yo conozca que rechazó un desayuno… y fue Bigote Arrocet» , espetaba la andaluza al hablar de las dificultades de algunos supervivientes en los Cayos Cochinos. Una vez más lanzaba una pullita contra el que fuera pareja de su madre. El chileno argentino, que participó en el concurso de Telecinco en 2017, renunció a un desayuno por culpa de un malentenido con la dirección del programa.

La huelga de hambre de Bigote Arrocet en ‘Supervivientes 2017’

Tras superar una de las pruebas de eliminación se le ofreció un suculento premio: disfrutar, junto a otro compañero y durante tres días, de un desayuno formado por café y tostadas. Él entendió que la recompensar incluía también huevos fritos y bacon, así que no dudó en ponerse en huelga de hambre como medio de denuncia. «Esto no fue lo pactado. Si no viene así mañana, no me lo como y punto. Para que así cumplan lo que dijo», decía entonces. El actor y humorista llegó incluso a criticar el zumo de naranja que le había facilitado la organización por que no estaba recién exprimido.

Telecinco

Pero Bigote Arrocet no es el único ‘adversario’ en la vida de Carmen Borrego al que tuvo que hacer frente en el plató. Este martes, la andaluza se veía las caras con Rocío Flores. La hermana de Terelu Campos, que es gran amiga de Rocío Carrasco, comentó hace unos días la actitud de Olga Moreno en el ‘reality’ y sus palabras no le hicieron ninguna gracia y a la joven. «Me parece súper feo que sea, además, Carmen Borrego quien diga que Olga no hable de nosotros cuando lleva 20 años conmigo y me conoce al cien por cien”, se lamentaba Rocío en ‘El programa de Ana Rosa’, donde trabaja como colaboradora.

Tensión entre Carmen Borrego y Rocío Flores

La tensión entre ellas es evidente, y en cada una de sus apariciones en televisión su falta de química traspasa la pantalla. Es sentimiento de rechazo mutuo que Carmen se ha apresurado a negar. Según ha explicado, si se encontrara con Rocío la saludaría sin problema alguno, tal y como le sucedió a su hermana Terelu a la salida de un restaurante en Madrid.