El youtuber y streamer ha desvelado en ‘El Hormiguero 3.0’ un episodio que nadie conocía y ha deja clara cuál es su postura sobre este tema.


Este lunes, Pablo Motos ha recibido la visita del ‘youtuber’ David Cánovas, más conocido como The Grefg, en el plató de ‘El Hormiguero’. Allí, el presentador le ha preguntado por una de las cuestiones más comentadas de quienes se dedican a esta conocida plataforma digital: su decisión de irse a Andorra para evitar el pago de impuestos en España.

«Vives en Andorra desde hace cuatro años. ¿Qué crees de la polémica que hay con los youtubers que os vais a vivir a Andorra para pagar menos impuestos? ¿Qué opinas de quienes os tachan de insolidarios?», preguntaba el presentador nada más arrancar su entrevista. «La polémica de Andorra es cierto que estos días se ha vivido con una intensidad espectacular. Y si me lo permites te doy una respuesta un pelín larga. El tema de Andorra hay que abordarlo como que cada uno tiene derecho a vivir y tributar donde le dé la gana porque es algo legal», respondía el joven.

«Lo que ha pasado es que en los últimos días se ha abierto un debate moral en el que no se va a llegar a ninguna conclusión. A lo mejor tú me dices: ?me parece bien que estos chavales se vayan’. Y otro dice: ‘Yo no’. Ambos puntos de vista son respetables y no hay por qué decir que uno es mejor que otro. Lo que sí hay que decir es que los medios de comunicación tradicionales han ido a saco con nosotros. Han ido a meter mierda de verdad. No sé si es una cuestión de audiencias. No sé si es porque nos ven como la nueva competencia o porque hay una cuestión política detrás», se lamentaba The Grefg.

Antena 3

El youtuber, que se ha convertido en el streamer con mayor número de espectadores simultáneosen la historia de Twitch, ha lamentado la persecución a la que se somete quienes pertenecen a su gremio. «Esto se ha focalizado desde un punto de vista erróneo. Se ha focalizado en los ‘youtubers’. Pero hoy en día lo que sucede es que cada vez el trabajo está más descentralizado. Hoy en día un chico o una chica con un ordenador y conexión a internet te desempeña una función espectacular y puede hacer su trabajo desde cualquier parte del mundo. Y esta persona se va a mudar a donde tenga mejores condiciones económicas o fiscales. Donde tenga más oportunidades, mejor ambiente o que simplemente le gusta. Una vez que entiendes de esto ves que esto entiendes que lo que ha pasado con los youtubers es un pequeño reflejo de algo que está pasando», añadía.

«Lo que han hecho los medios es meterse en un debate moral que hace que todos nos peleemos y genere una crispación social. Creo que será un punto muy positivo cuando el debate se ponga en: ¿Cómo podemos hacer para que este tipo de riqueza vuelva al país? Ese sería el debate», puntualizaba el ‘youtuber’.

Poco después, Pablo Motos le lanzaba una pregunta: «S¡ tuvieras que operarte, ¿dónde te operarías?. El joven contestaba sin titubear: «El año pasado pasado tuve una hernia inguinal y decidí operarme en Andorra, pese a que mucha gente me sugirió operarme en Barcelona», afirmaba. «Tienen una sanidad extraordinaria en Andorra», apostillaba el de Requena.

«La cercanía con la gente es mi gran valor»

Durante su entrevista con Motos, The Grefg confesaba que se ve en la profesión de ‘youtuber’ durante muchos años: «Creo que no voy a poder dejar de hacer esto en toda mi vida, es algo que me gusta. No sé si siempre voy a estar jugando a videojuegos, pero estaré relacionado con este mundo». Asimismo, revelaba cuál era el secreto de su éxito: «La cercanía con la gente, creo que ese es mi gran valor. Mi capacidad de aprender y mejorar es lo que me ha llevado aquí. Empecé con 14-15 años y si ves un vídeo antiguo y me ves ahora, no ves a la misma persona. Yo transmito y la gente me ve natural».

«Me costó arrancar unos 2 o 3 años en Youtube. No fue hasta después de acabar el Bachiller cuando pude plantearme el apostar por esto. Quiero decir que la gente no apueste por esto dejando de lado sus obligaciones normales. Mis padres decían: ‘Este chaval está volviéndose loco’. Y yo les decía que quería seguir con esto, que llevaba bien las notas y que quería llevarla para adelante», recordaba.