¿Ha sido la digna merecedora del triunfo en ‘SV’? La sevillana ha hecho frente a los recelos del resto de finalistas del ‘reality’.


Tras alzarse como ganadora en ‘Supervivientes 2021’, Olga Moreno se ha sentado en el plato del ‘reality’ para compartir con la audiencia sus primeras impresiones sobre sus 107 días en los Cayos Cochinos. Una experiencia en la que pudo hablar ante la audiencia sobre su vida y su largo enfrentamiento con Rocío Carrasco. Un aspecto sobre su biografía que le han echado en cara sus compañeros en ‘Supervivientes: El debate final’.

«Estoy nerviosa, todo esto es muy emocionante», arrancaba diciendo ante su esperada entrevista con Jordi González. «Te fuiste de aquí con mal rollo. Imagino que te llevó allí preocupada, angustiada, pero un día haces click y parece que te olvidas de la historia que dejaste en España u hablas de todo con naturalidad. ¿Qué hizo que de repente y por sorpresa para todos olvidaras todo lo que tenías tan presente al comienzo?», le preguntaba el presentador. «Es verdad que entré muy mal, pero hice un día, otro día, otro día… poner la mente en blanco», respondía. «No podía pensar en mi gente, pero llegó un día que dije: ¿Por qué no voy a pensar en mi gente, en la cara de mi hija y en mi marido? ¿Si tengo que llorar, por qué no voy a llorar? ¿Si tengo que reír, por qué no voy a reír? Es mi vida. Es lo que he vivido durante estos 25 años. Que sí, que son unos niños que son conocidos«, respondía la sevillana. «He hablado mucho de ellos, ¿no?… «Es muy duro no pensar en nada de fuera, pero me hacía falta no pensar en nada».

Las quejas de Olga, Melyssa y Gianmarco sobre el televoto

Lo que no imaginaba la andaluza es que en la gala se producirían varios momentos de tensión en torno a su victoria, que ha sido cuestionada por algunos de sus compañeros. Jordi revelaba que Olga había ganado por un 75,23% de los votos. Entonces, Melyssa se quejaba de la dificultad que habían tenido muchas personas de su entorno para votarla mediante envío de SMS. Lola, por su parte, dejaba caer que el triunfo de su compañera se debía a asuntos sobre su vida privada que nada tienen que ver con el ‘reality’. Todo ello ante la mirada cómplice de Gianmarco Onestini, que asentía. Marta López estallaba: «¿Pero qué estáis insinuando, que aquí se han hecho las cosas mal para favorecerla?».

«Si mi madre manda un mensaje y le sale ‘error’ es por algún motivo», se quejaba Melyssa Pinto. «Ha intentado enviar un mensaje y no ha podido, eso es una realidad». El presentador intentaba aliviar la tensión diciendo: «Esto ha pasado toda la vida. Lo diré las veces que haga falta. Cuando hay saturación de llamadas o de votos se bloquea el televoto para todo el mundo. Antes de decía que se bloqueaba una centralita, ahora se dice que se bloquea el televoto para todo el mundo, no para uno sí y uno no. Se bloquea, y llega un momento en que se desbloquea».

lola-melyssa-pinto-gianmarco-onestini
Telecinco

«No estoy diciendo que no se lo merezca Olga, porque también ha estado ahí los mismos días que nosotros y ha estado los mismos días que nosotros», aclaraba Olga. «Estoy diciendo que la guerra que hay entre Rocío Carrasco y Olga a los supervivientes no nos tendría que salpicar porque no tiene que ver con el concurso». Olga escuchaba en absoluto silencio ante sus compañeros de concurso.«Creo que me merezco ser ganadora, ¿no?», respondía. Y aclaraba: «No me he sentido discriminada en ningún momento por ninguno de mis compañeros, por supuesto que no».

Minutos antes de que se produjera la trifulca en el plató, Olga llegó a admitir que nunca imaginó llegar a la final: «Yo creía que me iba». Y Jordi González puntualizaba: «Todo esto está firmado por un notario». Más tarde, Sylvia Pantoja aportaría su experiencia: «Yo también intenté enviar mensajes de apoyo a Gianmarco y no podía». El último en hablar al respecto sería Gianmarco. «Lo siento por todas las personas que lo han intentado y lo han logrado», se quejaba. «No estoy poniendo en dura nada, pero lamento que muchos ‘gianmarquistas’ no han podido votar».

A Olga le tocaría ajustar más cuentas con sus compañeros. Porque a lo largo de la gala quedarían nuevos intercambios de opiniones con sus compañeros. Es el caso de Lara Sajen, quien admitió sentirse decepcionada ante los comentarios que hizo Olga a sus espaldas mientras concursaban en los Cayos Cochinos. «Lo que yo he vivido contigo dentro ha sido muy fuerte, ha sido muy bonito. No me puedo creer la Olga que me están contando con la Olga que yo he vivido. Si a partir de ahora seguimos siendo amigas fuera, bien», decía la argentina, entre lágrimas.

 «Me quedo con los buenos momentos… Ahora le doy prioridades a otras cosas«, sentenciaba. «Lo malo se queda en Honduras. Te pido perdón«, le respondía Olga Moreno.»Lo que no quería dentro era que yo te tuviera que machacar por eso», lamentaba Lara.