La concursante aseguraba que, aunque se encontraba fuerte, se había venido abajo por no poder estar junto a su marido.


Este sábado, Antonio David Flores celebraba su cumpleaños más agridulce debido a la polémica que ha traído consigo el documental de Rocío Carrasco. El excolaborador de ‘Sálvame’ soplaba 46 velas junto a sus tres hijos y no dudaba en publicar un bonito posado familiar en sus redes sociales asegurando que eran ellos quienes le daban las fuerzas necesarias para poder salir adelante. Este domingo, durante ‘Conexión Honduras’, hemos podido ver las horas más bajas de Olga Moreno en ‘Supervivientes’. En concreto, la concursante se venía abajo por no poder estar junto a su marido en esta fecha tan señalaba y comenzaba a hacer conjeturas sobre algo que sucedió el pasado jueves durante las votaciones.

Telecinco

Por la noche, y en compañía de Marta López, Olga Moreno comenzaba a pensar en el mensaje que le había mandado a su marido durante las nominaciones de la gala del pasado jueves y que no obtuvo respuesta por parte de Jorge Javier Vázquez. Dándole vueltas al tema, la concursante aseguraba que, aunque se encontraba fuerte, se había venido abajo por no poder estar junto a su marido puesto que este sería el primer cumpleaños que pasarían separados en 21 años.

«Que no hayan dicho nada… es mi sensación, que digan por lo menos algo. Espero que haya visto el mensaje por lo menos, me siento… Él es muy de mi, los niños son muy de mi… es un día muy especial para mí. La verdad que me falta un abrazo de él», decía la empresaria mientras que rompía a llorar.

Después de que el programa emitiera las imágenes, Gloria Camila Ortega aseguraba que las palabras de Olga Moreno habían sido muy bonitas y lanzaba un dardo envenenado a su hermana: «Es una familia muy unida, se quieren. Ella es una persona muy sensible, me parece bien que le haya felicitado». Tras esto, Jordi González quería saber cómo se encontraba su sobrina, Rocío Flores, y la hija de Ortega Cano hacía hincapié en que no lo estaba pasando nada bien. «Tampoco hace falta que vaya llorando por las esquinas para que la gente sepa que lo está pasando mal, yo hablo con ella todos los días», esgrimía la joven.

Telecinco

Harta de la conversación, Belén Rodríguez se lanzaba a opinar sobre las imágenes de Olga Moreno y no dudaba en criticar que solamente hubiera un vídeo de ella en toda la semana. Asimismo, no entendía que la concursante criticara que Jorge Javier Vázquez no le hubiera dicho nada sobre su mensaje a Antonio David Flores: «¿Qué se piensa que le van a hacer una fiesta?«.

Al escuchar estas palabras, Gloria Camilia le pedía a la periodista que fuera objetiva y dejara atrás la fijación que tenía tanto con la mujer del excolaborador de ‘Sálvame’, así como con su sobrina. «La opinión es subjetiva, el único vídeo de Olga que he visto es llorando, no la he visto pescando», replicaba la periodista.

El llamamiento de Antonio David Flores a Rocío Carrasco

© Gtres.

Un día antes de su cumpleaños, Antonio David Flores acudía a los juzgados para declarar por una demanda que puso en contra de Rocío Carrasco. Una aparición que se producía días después de la histórica entrevista de la hija de Rocío Jurado y en la que el excolaborador de ‘Sálvame’ aprovechaba la ocasión para hablar con los medios y lanzar un llamamiento a su exmujer.

«Que sea la propia madre de mis hijos, mi exmujer, la que le haga daño a mi hija de esa manera tan cruel. Debería hacerlo conmigo y dejar a su hija a un lado, y hacerme a mi todo el daño que quisiera hacerme. No creo que sea justo que su madre tenga que señalar a su hija de por vida. También siento mucha pena porque no está disfrutando de ellos. Ha tenido tiempo de sobra para estar con ellos y se lo está perdiendo. Eso también me provoca mucha pena», aseguraba.

A la espera de que se emita el nuevo episodio del documental, lo cierto es que este sábado Antonio David Flores no ha salido muy bien parado después de que Belén Rodríguez y Jorge Javier Vázquez destaparan en ‘Sábado deluxe’ que Antonio David Flores negoció una entrevista con el programa en 2013 para contar él en primera persona la agresión de su hija hacia su exmujer. Una entrevista por la que pedía un caché de 60.000 euros y que nunca llegó a cerrarse porque la dirección del programa tomó la decisión de no tocar el tema en el que se había visto involucrada una menor. Asimismo, el programa insistía en que la cifra que pedía el excolaborador de ‘Sálvame’ era inalcanzable para el espacio de Telecinco en aquel momento.