Después de que Karelys Rodríguez haya ofrecido una entrevista en televisión hablando de su relación con el diestro, la mujer de Kiko Rivera se ha mostrado rotunda: «Tú tienes todo el derecho a salir, pero hay una familia donde también hay un pequeño y sufre».


Karelys Rodríguez se ha sentado por primera vez en un plató para ofrecer una entrevista. La abogada ha contado que conoció a Cayetano Rivera hace ocho años y desde entonces vivió una relación de «idas y venidas» con el diestro. La tinerfeña se estrena, además, como colaboradora de televisión en ‘Viva la vida’ donde será compañera de Irene Rosales. La mujer de Kiko Rivera se ha mostrado molesta con ella y ha salido en defensa del torero y Eva González.

La sevillana ha confesado que no le había gustado verla de nuevo hablar de este tema. «No la voy a juzgar por lo que esté pasando ni por su situación. Ella puede hablar desde lo que ha vivido», ha comenzado diciendo. «Todo lo que me choca es que es la tercera vez que sale. Por qué todo lo que ha tenido que contar no lo ha hecho en una», se preguntaba. Ha indicado que no resultará fácil para Cayetano y Eva remover de nuevo todo esto. Cabe recordar que la revista SEMANA publicó las primeras imágenes de Cayetano con Karelys el pasado mes de diciembre durante una estancia en Londres.

«Ellos no han hablado, no se han metido», afirmaba rotunda Irene en defensa de sus cuñados. Y reconocía que Karelys tenía derecho a contar su verdad, pero recordaba que esa historia puede resultar muy dolorosa: «Tú tienes todo el derecho a salir, pero hay una familia donde también hay un pequeño y sufre». Respecto a si daba credibilidad a la historia de Karelys, Irene ha sido cauta: «Ni me la he creído ni me la he dejado de creer».

«No me siento orgullosa de muchas cosas»

Karelys se ha sincerado sobre una relación que ha calificado como nada fácil con el torero que se prolongó durante ocho años: «Lo he pasado mal y lo he pasado mal yo sola. Es algo que no hablaba con mis amigas». Ha manifestado haber estado muy enamorada y haber sido fiel a sus sentimientos: «Cuando me doy cuenta de que lo estoy pasando mal, digo: Necesito acabar con esto, pero no podía. Cuando le veía era un momento de felicidad y emoción, pero llegaba a mi casa y me sentía fatal».

«No me siento orgullosa de muchas cosas», ha revelado. Ha dicho que Cayetano forma parte de un pasado que no puede borrar, pero ahora intenta pasar página: «Se me puso una etiqueta que no correspondía con la realidad». La última vez que se vieron fue en Londres desde entonces la relación se deterioró por completo.