Después de haber estado cerca de dos meses confinada en casa, Mila Ximénez ha vuelto a pisar un plató de televisión. La colaboradora de televisión se ha sentado en ‘Sábado deluxe’ y ha compartido su desgarrador testimonio sobre cómo ha pasado su cuarentena y la angustia y ansiedad que ha padecido.

Después de 58 días, una emocionada Mila Ximénez ha paseado por los vacíos pasillos de Telecinco sin ser consciente de que ha vuelto a su puesto de trabajo y ha vencido a todos sus miedos. «No hay ni maquillaje… ha desaparecido. Te lo juro que creo que esto no es real, no puede ser«, murmuraba mientras que se dirigía al plató del espacio presentado por Jorge Javier Vázquez.

mila-ximenez

Mila Ximénez ha reconocido que lo ha pasado mal y ha asegurado que no estaba dando crédito ante su «extraño» reencuentro con el catalán. «Me parece todo rarísimo, no sé si tengo ganas de llorar o qué. Es muy raro, he estado una hora en el camerino pero cuando he entrado, he entrado temblado», decía tímidamente.

Una vez sentada, la periodista ha explicado lo mal que lo ha pasado durante los dos meses de encierro: «El peor día fue el que me dio una paranoia, estaba convencida de que no me iba a despertar. Llamé al 112 por si me podían venir a buscar. A la tercera llamada colgué. Esto debe ser el karma, no me pude despedir de mis padres, tuve muy mala suerte. Pensé que si me iba a un hospital y me moría iba a ser mucho más sufrimiento. Una cosa de locos».

Hace balance del encierro en casa

mila-ximenez

La colaboradora de ‘Sálvame’ ha reconocido que ha echado mucho de menos a toda su familia, en especial a su hermano Manolo, quien la defendía durante su participación en ‘GH VIP 7’. Sin embargo, era muy clara y aseveraba que prefería estar sola. «He tenido una cuarentena muy serena, las cosas que me ponían nerviosa, ahora me parece menos importantes después de todo lo que hemos pasado. He descubierto cosas de mí que desconocía. No sé cuándo voy a poder ver a los míos, he llamado a gente para decirle que me iba a su casa porque tenía miedo de que no me iba a volver a despertar», relata.

Por otro lado, Ximénez ha dejado claro que desde el principio quiso informarse sobre la situación por la que atravesaba el país, aunque finalmente, tal era su agobio, que optó por dejar de ver la televisión. «Mi mejor amiga ha sido ‘Alexa’ (el asistente de voz de Amazon), he jugado al trivial, he jugado al ‘Veo veo’. He hecho mi propio reality sola», bromeba. Asimismo, ha compartido su frustración ante la irresponsabilidad de aquellos que se están saltando el confinamiento. «Me cabrea», esgrimía.

María Teresa Campos sorprende a Mila Ximénez

María Teresa Campos 1

Durante este tiempo en el que Mila Ximénez ha estado encerrada en casa, la colaboradora también se ha enfrentado a un pequeño bache de salud. La de ‘Sálvame’ ha tenido un herpes zóster en la cara que le ha hecho la vida imposible durante unas semanas. Durante este tiempo, María Teresa Campos se ha convertido en su mejor confidente debido a que ella también pasó por lo mismo.

La que fuera presentadora de ‘¡Qué tiempo tan feliz!’ intervenía en el programa de La Fábrica de la Tele para mandarle un caluroso mensaje de apoyo a su amiga: «En primer lugar, gracias. Cuando hemos hablado no sabía que habías estado tanto tiempo sola. Te doy las gracias por tus palabras (a raíz de que la periodista la mandara al cielo en su sección de ‘Sálvame’), me alegro que te hayas puesto bien. Estamos unidas por el herpes».

La anécdota íntima de Mila Ximénez

En el terrero más íntimo, Mila Ximénez compartía una divertida anécdota que había protagonizado durante el confinamiento. «Vino un médico a atenderme a casa y descubrió mi succionador de clítoris encima de la mesa», comentaba y dejaba claro que no lo había usado. Ante esto, Jorge Javier animaba a su amiga a que le diera más vida a su vida sexual después de que la periodista confesara que no tenía deseos sexuales: «Con 67 años no debes renunciar al sexo«.