El empresario, finalmente, se ha visto afectado por el dolor causado a su ex: «No quería jugar con ella», ha dicho entre lágrimas.


Melyssa Pinto y Tom Brusse han sido dos de los protagonistas de la segunda edición de ‘La isla de las tentaciones’. La expareja ha vuelto a reencontrarse en el debate final del reality, una experiencia que supuso el fin de su relación. «Para mí no significas nada», aseguraba la diseñadora. No solo eso, también ha aprovechado para desenmascarar todas sus mentiras. El reencuentro ha terminado de la forma más inesperada, entre lágrimas por parte de ambos y él pidiéndole perdón.

Telecinco

«Yo no hago montajes como tú. Tú para mí no eres nada», ha reprochado Melyssa la actitud de Tom con Sandra. Además, ha confesado que después de pasar por la isla Tom le dijo que tenía un plan. Ella interpretó que no quería quedar mal en televisión y quiso hacer creer que se había enamorado de Sandra para tapar en cierto modo su infidelidad, todo de cara a la galería porque luego tendría pensado volver con ella.

La diseñadora ha confesado que se le vino el mundo abajo cuando vio que la persona con la que había compartido los últimos meses la traicionó por completo. Además, se desmoronaron sus sueños ya que pensaba que formaría una familia con él. «Me había vendido ser un super caballero. Él vende eso porque quiere serlo, pero no lo es».  Respecto a la nueva relación que ha inicio el empresario tras su paso por el reality con Sandra, ha sido tajante: «Me parece una relación un poco dudosa. Ellos sabrán».

Telecinco

Tom no se ha mostrado satisfecho con la imagen pública que se ha dado de él y ha cargado contra la que fuera su novia: «Es la víctima de España. Yo soy el golfo, el machista», le decía muy molesto. Mientras que ella le imploraba que tuviese un poco de humanidad y dijese la verdad a la audiencia. Además, Melyssa ha tenido unas palabras dirigidas al tercer vértice del triángulo, Sandra, a quien le decía que él había quedado con las dos a la vez. «Te está engañando igual que a mí, te está mintiendo igual que a mí». Por su parte, Tom ha negado esta versión y ha afirmado que era ella la que quería volver con él. «No paraba de llamarme todo el día».

«Él a mí me estaba diciendo que me quería y que Sandra le mandaba mensajes, pero que no quería saber nada de ella», ha afirmado Melyssa. Mientras que la versión de Sandra es que ella pactó con Tom no decirle que estaban juntos para evitar su sufrimiento porque la veían mal. «Eres un falso», le decía a Tom. El programa ha mostrado unos mensajes de whatsapp del móvil de Melyssa donde Tom le decía: «Te quiero, quiero estar contigo». 

Telecinco

«Lo siento, lo he hecho mal. Te dije te quiero para tranquilizarte», se defendía Tom totalmente acorralado por la situación ante la incredulidad de muchos de los colaboradores. Se ha intentado, a duras penas, justificar asegurando que Sandra estaba al tanto de todo lo que había pasado, incluso, de una noche de pasión posterior al reality con Melyssa.

«No es justo que juguéis conmigo», le decía Melyssa rota entre lágrimas al final del encuentro. Una reacción que ha despertado, por fin, los sentimientos de Tom quien no ha podido evitar llorar. «No quería jugar con ella. Si piensas que te he engañado, lo he hecho sin querer. Salimos de la isla y estaba perdido, claro que tenía sentimientos por ti y te quería, no te voy a olvidar de un día a otro», decía muy afectado. Finalmente ella le perdonaba públicamente: «Evidentemente no te voy a agradecer lo que he vivido, pero te perdono porque considero que así yo me ayudo yo a mí misma. No quiero vivir con rabia».

El objetivo de Tom

Los distintos colaboradores presentes en plató se han mostrado muy críticos con la actitud del empresario y le han reprochado que fuera al reality buscando fama. Especialmente dura ha sido Melodie quien le ha recriminado que tenía un objetivo fijado antes de comenzar la experiencia y que, incluso, se lo dijo a ella y que sería la notoriedad pública. Por su parte, Kiko Matamoros tampoco aprobaba su actitud: «Tú te ibas de la hoguera muy compungido y a los dos segundos estaba con Sandra partiéndote de risa».

Telecinco

«Tú te puedes fijar en otra persona y no destrozar a otra. Es compatible comportarse bien con quien has estado y enamorarse de otra persona», le decía visiblemente enfadada Terelu Campos. La colaboradora le reprochaba que continuaba orgulloso de su actitud y no veía ni un ápice de arrepentimiento. «Ríndete. Hay veces que uno tiene que agachar la cabeza y decir: ‘La he cagado'», le pedía Suso Álvarez.