El drama de María José Galera: ‘No tengo ni un euro’

"Creo que me están castigando por haber cometido errores en mi vida", ha asegurado.

Hace casi veinte años que María José Galera se dio a conocer gracias a la primera edición del reality ‘Gran Hermano’. Mucho ha llovido desde aquel año 2.000 en el que se convertía en la primera expulsada del concurso después de once fugaces días de convivencia. Desde entonces su vida ha sido una auténtica montaña rusa y ahora atraviesa uno de sus momentos más complicados. 

Leer más: Parejas de ‘reality’: los amores que surgieron en la pequeña pantalla

5Su último bache

Los tiempos de bonanza económica han dado paso a una fuerte crisis económica. «Ahora no tengo nada en el banco», confesaba durante su última intervención en un plató de televisión.

4Así gastó el dinero que ganó tras ‘Gran Hermano’

«He abierto restaurantes, discotecas», afirmaba. Sin embargo, no ha tenido suerte en los negocios. Los años posteriores a su participación en el reality de Mediaset fueron muy buenos e, incluso, llegó a cobrar 6.000 euros por un bolo. 

3Ahora trabaja como limpiadora

No tiene absolutamente nada y ha tenido que irse a vivir con su hija. Está trabajando en una empresa de limpieza. «Como limpiadora me pagan 5 euros la hora, pero te agarras a un clavo ardiendo». 

2La tensa relación con sus padres 

La exconcursante de ‘Gran Hermano’ ha confesado que lleva un año sin hablarse con su madre. «Creo que me están castigando por haber cometido errores en mi vida. Nadie es perfecto», señalaba visiblemente emocionada. «El tiempo te hace reflexionar», aseguraba. El detonante de esta mala relación con su progenitora fue que le había hablado mal.

1El emotivo mensaje a su madre

«Ella sabe que la adoro, como una madre no hay nadie», aseguraba. «Te adoro, te necesito. Te amo con locura, mamá», añadía entre lágrimas. También ha señalado que su padre le podría ayudar económicamente, pero que no va a pedirles absolutamente nada a sus progenitores.