La modelo ha recordado en 'Sálvame' cómo fue su idilio con el empresario, padre de su hija mayor y con el que ya no se habla.


María Jesús Ruiz ha recordado en ‘Sálvame’ los días más difíciles de su relación con su expareja, Gil Silgado, con quien ya no mantiene apenas relación, a pesar de tener una niña en común.

«Estaba con él para toda la vida»

La que fuera Miss España 2004 trabaja ha relatado a sus compañeros de programa cómo vivió su idilio con el empresario andaluz José María Gil Silgado, padre de su hija Alba, con quien estuvo de 2010 a 2016 y con el que mantiene una larga batalla judicial desde hace años.

«Vivía muy bien en una casa maravillosa y muy acomodada. Me fui allí porque entonces no tenía un trabajo todos los días. Pero no era dueña de mi vida», ha relatado la de Andújar. A pesar de que su relación terminó enfrentándolos en los juzgados, ha explicado que en su momento creyó que era el hombre de su vida. «No me arrepiento. No le guardo rencor. Pese a todo lo que he podido pasar, todo compensa porque tengo a mi Alba y a mi María Jesús que son el motor de mi vida».

La colaboradora ha recordado también los días que pasó el empresario entre rejas por un delito contra la Hacienda Pública. «Cada vez que iba a verlo lloraba desconsoladamente. Me sentía muy presionada porque para seguir luchando tenía que adoptar posturas que no quería adoptar. Yo no podía afrontar los problemas de los trabajadores, por ejemplo».