La hermana de Miguel Bosé ha dicho adiós por segunda vez (y definitivamente) a las cocinas del talent culinario de TVE.


Ha tenido una segunda oportunidad para demostrar sus dotes como cocinera, pero sus esfuerzos no han sido suficientes. Lucía Dominguín ha abandonado las cocinas de MasterChef Celebrity 5′. Y lo ha hecho por segunda vez, ya que fue expulsada por primera vez hace unas semanas, junto al campeón del ciclismo Pedro Delgado. Una vez más, sus platos no han convencido a los miembros del jurado, que la han dejado fuera del ‘reality’ de Televisión Española por segunda vez. «Raquel y Celia os habéis salvado por muy poco», se lamentaba Pepe Rodríguez. «La competición está en un punto en el que no nos podemos permitir esos fallos que habéis cometido», añadía el chef de El Bohío.

En la prueba de eliminación, Lucía había preparado un cordero al que puso por nombre «Cordero bicromático». Pero su elaboración no conquistó en absoluto el paladar del trío de jueces. «Lo peor es el acompañamiento. No me gusta el arroz. Todo ese fondo no sabe a nada», señalaba Pepe Rodríguez. «Es un plato bastante malo», sentenciaba Jordi Cruz.

«Me va a dar un ataque, lo sabía». Eran las primeras palabras de la hermana de Miguel Bosé al conocer la decisión de los jueces. «Lo siento, me gustaría que siguieras», le decía la exministra de Sanidad Celia Villalobos, que en la gala 8 también se encontraba en la cuerda floja. Su reacción sorprendía a la italoespañola, que ha tenido numerosos roces con la malagueña. «Las cosas son así», le respondía, resignada.

Televisión Española

«Me ha parecido una experiencia fantástica», admitía la hija de la desaparecida Lucía Bosé antes de abandonar por segunda vez MasterChef Celebrity 5. «El viaje hacia la final continúa para el resto de sus compañeros, aunque tienen por delante varias paradas antes de llegar a su destino soñado», recordaba el cocinero manchego. «¡Nos vemos en siete días».

Lo cierto es que Juanjo quedo fuera del concurso por sus nervios en la última prueba. «Siento apatía, me siento perdido», admitía antes de escuchar las valoraciones de los chefs a su receta. «No escuchas y tenemos otro plato», subrayaba Pepe; «No se parece nada a mi plato», sentenciaba Samantha Vallejo-Nágera. «Exponemos un reto que es para todos el mismo, tú tienes mucha energía pero a lo loco es un rayo que lo que toca lo destroza. Tu peor enemigo eres tú mismo», le soltaba Jordi en referencia al «batiburrillo» que había presentado.

TVE

Lo cierto es que desde que entró en las cocinas de ‘MasterChef Celebrity 5’, Lucía ha tenido que enfrentarse a una dificultad añadida a las difíciles pruebas del concurso. Hace tiempo que no tiene sentido del gusto ni del olfato. Una condición que ha hecho muy complicada su participación en el espacio de La1, ya que es casi imposible apreciar los matices de aromas y sabores de los platos. «Lo estoy recuperando poco a poco, pero lo perdí hace mucho tiempo», recordaba en su última gala.

El motivo por el que se quedó sin estos dos sentidos también los comentaba a su paso por el concurso. Fue tiempo atrás. Sufrió una importante bajada de defensas y desde entonces trabaja por recuperar la sensibilidad. «Perdí el olfato hace seis años. Yo nunca he estado enferma, pero me bajaron las defensas«, revelaba hace tres semanas. «Lo estoy recuperando gracias a la homeopatía y la acupuntura”. Entonces, tras su primera expulsión, dedicaba emocionado su labor en el espacio a su madre. “Mi paso por MasterChef se lo dediqué a mi madre y ahora sigo dedicándoselo. Ha estado conmigo presente. Me ha estado protegiendo. Así que fenomenal”, subrayaba. Lucía Bosé falleció el pasado 23 de marzo a los 89 años a causa de una infección respiratoria, lo que la sumió en una profunda tristeza. Hace tres años la vida le asestaba otro duro golpe: su hija Bimba Bosé, fruto de su relación con Alessandro Salvatore, fallecía el 23 de enero de 2017 como consecuencia de un cáncer.