«Sois lo mejor que tengo, ya lo sabes. Eres mi guía, eres mi luz. Sois mi ejemplo a seguir», ha afirmado la presentadora tras escuchar a su madre.


En la recta final de un año difícil, Emma García ha recibido dos sorpresas que no esperaba en el marco de un emotivo ‘Viva la vida’. La primera, una carta procedente de una persona que se ha convertido en importante en su vida en los últimos dos años y que no podía siquiera leerla delante de las cámaras. Con la voz totalmente entrecortada y los ojos vidriosos, la presentadora compartía esta historia ante la audiencia. Poco después era sorprendida por su madre, quien intervenía en directo en el espacio. 

Instagram

«Hola Emmuka», eran las primeras palabras de la misiva. Nada más leer este comienzo, la guipuzcoana sabía bien quién era la artífice del mensaje. Ha querido compartir esta bonita historia con los espectadores revelando que se trataba de una persona que conoció un día por casualidad, pero que poco a poco han formado una bonita amistad. «De hecho os diría que si ahora veo su cara me costaría reconocerla. Me presentaron y al cabo de los meses tiene una desgracia en su vida», ha explicado.

«A mí me lo cuentan y me siento con muchas ganas de estar a su lado y estar con ella. Me pongo en contacto con ella». Una relación que surgió de forma inesperada hace dos años, pero desde entonces han estrechado los lazos a pesar de que no se conocen prácticamente. «Estamos muy conectadas. Cuando me manda un mensaje me emociono muchísimo. Ella ha superado muchos procesos», revelaba.

El contenido de la carta era la siguiente: «Hoy mi alma te quiere mandar un mensaje de eterno agradecimiento. Ya sabes que me gusta mucho compartir contigo procesos y avances, sentir como el calor de tus palabras acaricia mi corazón y tu mano amiga siempre dispuesta me agarra fuerte. Estoy muy orgullosa de formar parte de este equipo de mujeres guerreras a las que tu sabiduría y magia ha ido uniendo. Eres un ser tan especial que no sabría definirte con palabras sino con la explosión de emociones que me produce tu protección y ternura y sentirte siempre tan cerquita. Te deseo una feliz Navidad y que abracemos juntas el 2021, te quiere tu valiente».

Redes sociales

Sin duda, una persona muy especial que la presentadora agradece haber conocido. Casi sin poder terminar de leer la carta, su primera reacción ha sido romperla presa de los nervios y la emoción que ha vivido en ese momento. Si los sentimientos ya estaban a flor de piel, Emma ha recibido una segunda sorpresa, esta vez llegaba por parte de Pilar, su madre, quien intervenía en directo a través de una llamada. 

Un emotivo mensaje

«Eres lo más bueno y lo mejor que hay en esta mundo. Esas cosas que te pasan es porque eres cómo eres. Te hemos echado mucho de menos. Estas fiestas han sido bonitas porque hemos estado acompañados, pero faltaba la alegría de la fiesta. Cuando nos podamos abrazar creo que va a ser un abrazo eterno. Un beso muy grande de todos y para todos», afirmaba.

Instagram

Muy emocionada, Emma ha recordado que era la segunda vez que su madre intervenía en televisión, la primera fue en ‘A tu lado’ -espacio que empezó a presentar en 2002-. «Sois lo mejor que tengo, ya lo sabes. Eres mi guía, eres mi luz. Sois mi ejemplo a seguir», le decía emocionada. Este año totalmente atípico marcado por la pandemia del coronavirus, la presentadora no ha regresado a su tierra, la localidad guipuzcoana de Ordizia, para estar al lado de los suyos durante las fiestas navideñas. Las ha pasado en Madrid junto a su marido, Aitor, y su única hija.