«En mi casa hubo más de 100 personas. Hay 40 identificadas a las que les va a caer una multa», ha afirmado muy afectada con lo ocurrido.


Leticia Sabater se ha convertido de forma inesperada en una de las primeras protagonistas de este recién estrenado 2021 por la fiesta ilegal que se organizó en Nochevieja en su chalé. La polifacética artista se ha sentado en un atípico ‘Deluxe’ -emitido este domingo por el temporal de nieve- en el que se ha defendido con rotundidad reiterando que desconocía por completo las intenciones de sus clientes y donde ha contado todos los detalles de lo que ocurrió.

Telecinco

«He sido víctima de un estafador, yo no he alquilado mi casa para una macrofiesta», comenzaba diciendo. Ha calificado este bochornoso capítulo como algo que le ha afectado  en primera persona: «No he podido salir ni a hacer la comprar porque ha sido tan masacre». Y reconocía que su único objetivo era demostrar que es «inocente» y no dudaba en dar todo tipo de explicaciones aportando, incluso, la denuncia y otro tipo de documentos.

«Traigo la denuncia por lo civil y por lo penal. Espero que cuando termine la entrevista la gente sepa que yo no he tenido nada que ver», explicaba visiblemente molesta con todo lo que se ha dicho sobre ella. «En su sano juicio nadie permite una fiesta en una casa como la mía para que se destroce», aseveraba. Ha reiterado que nunca pensó que se iba a organizar una fiesta, de lo contrario, nunca hubiese alquilado la propiedad.

Telecinco

«Llevo con pastillas una semana por esta historia»

«Llevo 25 años trabajando para tener mi casa. Para mí es horrible todo esto». Es más, prometía que jamás volverá a alquilar el inmueble durante las épocas navideñas por todos los quebraderos de cabeza que le está produciendo. «Créeme que me ha dado pena Isabel Pantoja, me he sentido así. Ha sido horroroso. No se lo deseo a nadie». Y añadía: «Llevo con pastillas una semana por esta historia».

Telecinco

«En mi casa hubo más de 100 personas. Hay 40 identificadas a las que les va a caer una multa», ha contado. La policía cree que, incluso, hubo «atracadores y detenidos por narcotráfico». Nada más entrar en su vivienda se encontró con diez personas que continuaban en el interior de su hogar el cual estaba completamente destrozado: «No me caí al suelo redonda de milagro. Me faltaba el aire, no pude ni respirar».

A las personas que allí aún aguantaban les dijo que no se movían sin ayudarla a limpiar y así lo hicieron. «Me ayudaron tres horas», ha contado que la mitad de los allí presentes colaboraron, pero otros no pudieron hacerlo porque no estaban en condiciones al llevar 72 horas de fiesta. «Todos los muebles estaban en dos cuartos como si fuese un trastero». Ha valorado las pérdidas en más de 20.000 euros, entre los destrozos se encuentran mesas, alfombras, lámparas, la encimera de la cocina…