«Yo a Lucía la quiero», ha confesado el andaluz, destrozado al saber que su novia tiró sus regalos al fuego.


Manuel, de ‘La isla de las tentaciones’, se ha entregado a las pasiones en el ‘reality’ de Telecinco. El novio de Lucía ha decidido aparcar su relación con su novia para entregarse en cuerpo y alma a Fiama, concursante de la primera edición del programa. Pero sigue pensando en su chica. Esta decidió quemar las joyas que él le regaló al ver las imágenes besándose con la canaria.

En ‘El Debate de la Isla de las Tentaciones’ se han emitido imágenes inéditas de Manuel recuperando las joyas que Lucía tiró a la hoguera al ver las imágenes de su chico besándose con Fiama. Ha sido entonces cuando el andaluz se ha roto. «Le dije que lo nuestro iba a ser para siempre cuando hicimos un año», decía, entre sollozos. «Ella es la única que me ha hecho sentir diferente». 

Manuel sigue amando a su novia: «Yo la quiero»

«Yo a Lucía la quiero», añadía. «He notado que nuestros caminos se separan y que esto ha llegado a su fin. «Lucía me ha pedido que te devuelva estos objetos», explicaba Sandra Barneda. «Me los voy a quedar para mí para siempre. Han formado parte de una etapa muy bonita de mi vida y no me voy a desprender de ellos», respondía el joven.

Con el rostro empañado en lágrimas, Manuel no se ha pronunciado sobre su idilio con Fiama. Pero si ha dejado claro que desea tener una conversación con quien hasta ahora ha sido su pareja: «Espero el día de la hoguera mirarla a los ojos y contarle todas las verdades».

Telecinco

En la última entrega de ‘La isla de las tentaciones’, el de Puerto Real ha contado también qué sucedió en la última fiesta en Villa Playa. En ella, Jesús se entregó a los encantos de Stefany. La soltera se había besado antes con Manuel, el novio de Marina le confesó que se había fijado en ella desde el primer momento, así que después de un largo roneo, el sevillano y la de Barcelona terminaron fundiéndose en un apasionado beso.

Fiama, que también está lanzada en su affaire con Manuel, ha cargado contra su compañera: «De verdad ayer me lías la de Dios con esa movida y ahora te lías con Jesús. Tu amiga Carla me dijo que estabas llorando arriba. Ayer te daban ataquitos de celos, pero que está muy bien. Tú fluye gordi», le decía. «Es absurdo todo, es muy ridículo», le aseguraba la exnovia de Álex Bueno. «Esta tía está loca», respondía Stefany.

Telecinco

Con el fin de aliviar tensiones, Manuel y Fiama invitaban a Jesús y Stefany a ir con ellos al jacuzzi. Entonces, los cuatro se metieron al agua y no dudaron en dar rienda suelta a sus respectivas pasiones. La noche parecía perfecta para cada pareja, pero Manuel sigue  convencido de que Stefany, a pesar de sus tórridos besos a Jesús, sigue queriendo estar con él. «Stefany me está viendo contigo y está envidiosa. No te lo he querido decir antes por no tener un problema pero estaba de espaldas a ella y estaba haciendo como si le molestara que estuviese contigo. Tú estabas ahí en la esquina y me ha hecho algo con el pie», le confesaba el gaditano a Fiama. «Lo que le molesta es que yo he conseguido en un día lo que ella no ha conseguido en una semana«, aseguraba esta.

Por su parte, Jesús hablaba a Stefany de sus sentimientos y se sinceraba con la soltera: «He conectado con tías pero hacía tanto que no… Me da miedo por el respeto a mi gente, pero me encantas».

Telecinco

Lucía, por su parte, no quiere volver a saber nada de Manuel. «No quiero ver más imágenes porque la siguiente imagen yo ya me la conozco porque sé quién es el personaje que tengo al lado», decía en la hoguera. «No quiero nada que tenga que ver con esta mierda de persona. He perdido tres años de mi vida con este tío, he vivido tres años una mentira y no quiero estar con una persona tan despreciable». Entonces se quitaba las joyas que le había regalado Manuel y las lanzaba al fuego: «He tirado todas las mierdas que tenía de él. Porquería yo en mi cuerpo no quiero. No quiero nada que tenga que ver con esa mierda de persona».