«Isaac y yo somos fuego, y cuando nos juntamos la cosa arde», admite ella. Lobo, por su parte, empieza a hablar de sentimientos: «Siento cosas por Marina».


Este jueves, la gala de ‘La isla de las tentaciones’ nos ha traído nuevas imágenes sobre Marina e Isaac, que ya son la pareja más explosiva de esta edición del ‘reality’ de Telecinco. Ambos jóvenes han decidido dar un paso más. Del coqueteo inicial han ido dando rienda suelta a su pasión, lo que les ha hecho protagonizar escenas muy apasionadas de besos y caricias. Entre ellos hay una química que resulta evidente.

La andaluza ha reconocido que desde que conoció al soltero en ‘La isla de las tentaciones 3’ se sintió atraída por él. A estas alturas del concurso, la joven está dispuesta a seguir los dictados de su corazón. «A partir de ahora voy a disfrutar», ha dicho. Ya no quiere mirar atrás ni pensar en lo que pueda pensar Jesús, su novio desde hace cinco años.

Lo cierto es que Marina e Isaac no son capaces de no estar el uno al lado del otro. Lo suyo es una atracción fatal que va camino de hacerles perder la cabeza. «Cuando nos metemos en la piscina, arde. Estar cerca, estar sintiéndonos, tocándonos… sube la temperatura», relata la andaluza. «Siempre he estado poniendo un freno pero llega un momento en el que no puedes más y lo tienes que hacer».

Lo suyo parece ir más allá de lo meramente físico. Porque para Lobo, Marina tiene suficientes atributos como para hacer planes de futuro a su lado. «Necesito volar, ser feliz», le ha confesado Marina al soltero de oro de Villa Montaña. «Volar muchas veces no es hacerlo solo», le respondía el joven. Ella le contestaba a corazón abierto: «Me veo contigo cuatro años».

Isaac abre su corazón a Marina

Pero Marina no es la única que ha abierto sus sentimientos a Isaac. Él también se ha declarado a Marina. Después de bailar pegados durante una fiesta en Villa Montaña le ha dicho un «te quiero» que la ha dejado con la boca abierta. También le ha confesado que se iría ya mismo de ‘La isla de las tentaciones’ con ella de la mano. «Es mejor no tomar decisiones precipitadas», le advertía ella.

Telecinco

«Soy una persona muy caliente y si se juntan dos personas así la cosa arde. Isaac y yo somos fuego, y cuando nos juntamos la cosa arde», ha admitido Marina. «En cualquier situación me come el cuello, ahora ya como es más íntimo y hay un sentimiento y cosas raras. Me pongo tonta». Él, por su parte, ha manifestado su intención de apostar por ella: «Siento cosas por Marina. Soy perfecto para ella y todo lo que necesita creo que se lo puedo dar».

La sevillana ha mostrado su intención de mantenerse firme ante la tentación. «No me veo yo comiéndole la boca aquí en medio, que no. Lo que pasó, pasó por la tensión, pero no voy a estar todo el día buscándolo para enrollarme con él», ha explicado. «Es en plan: ‘me la suda todo’, y a mí no me la suda todo. Si a mí realmente me interesa el chaval, y él tiene interés en mí, cuando salgamos fuera nos reventamos. ¿Aquí qué vas a hacer? Cuatro tonterías».

Pase lo que pase, los espectadores de Mediaset saben que la joven no va a esperar a salir de la isla y regresar a España para conocer todos los encantos de Isaac. Y es que poco después del comienzo del reality se filtró un vídeo de alto voltaje en las redes sociales en el que Isaac y Marina se puede ver a Marina e Isaac en la cama en una de las habitaciones de Villa Montaña. Las imágenes, de contenido explícito, no pueden emitirse en televisión, pero han dejado claro desde el arranque del espacio que la novia de Jesús caerá completamente rendida ante los numerosos encantos de Lobo.