El novio de Fiama ha negado de manera tajante haber hecho un montaje para ganar popularidad en 'La isla de las tentaciones'.


Álex, novio de Fiama, ha entrado en crisis al ver la «decepción» de Fiama. La canaria, tras una conversación con Susana, se ha enterado de que su novio habría pactado con Julián que la vigilara dentro de Villa Montaña. El joven ha negado tales afirmaciones.

Las lágrimas de Fiama al hablar del montaje de Rubén

«A Fiama se le ha ido la cabeza»

«Me he enterado de que tenía todo como muy preparado. Álex tuvo conversaciones de Alejandro donde le decía que me vigilara, que iba a entrar muy bien conmigo, que iba a ver un vídeo y que se iba a hacer el ofendido y que iba a actuar en búsqueda de audiencia». Así explicaba la canaria el plan supuestamente urdido por su prometido para convertirse en un personaje televisivo.

«Me duele, me mata», reconocía Álex al escuchar las palabras de su novia. «Esto es lo que me da miedo, que piense cosas que no son. A Fiama se le ha ido la cabeza porque no tiene ningún motivo para ello».

«No he hecho ningún montaje»

«¿Cómo me puedo defender de una cosa que no es cierta?», se lamentaba el concursante. «No he hecho ningún montaje. Sí le pedí a Julián que la cuidara. Fiama sabía que Julián es el amigo de uno de mis mejores amigos».

«Creo honestamente que ninguno de los dos confiamos al cien por cien«, admitía el que fuera participante de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’. Al hacer balance de lo sucedido, tiene claro que hay una grieta en su relación de pareja. Y reconoce sentirse muy dolido después de que Fiama haya foto una foto suya y se haya quitado el anillo de compromiso.

Tampoco le ha gustado saber que Fiama ha dormido con Joy. «No me ha gustado que hayan dormido juntos. No me hace nada de gracia. Si hubiera sido al revés yo estaría desfilando para Madrid solo. Confío en Fiama, pero tengo miedo a perderla», ha confesado.