Sonsoles Ónega y su padre, Fernando Ónega, se han reencontrado en un plató de televisión con motivo del 30 cumpleaños de Telecinco


Este 3 de marzo, Telecinco cumple 30 años. Un día especial para la cadena por lo que está haciendo sus programas de manera más especial y diferente. Si esta mañana se enfrentaban las dos mujeres que han liderado las mañanas, María Teresa Campos y Ana Rosa Quintana, durante el medio día ha tenido lugar un reencuentro también muy peculiar y tierno: el de Sonsoles Ónega con su padre, el también periodista Fernando Ónega.

Sonsoles Ónega ha presentado a su padre, Fernando

«Hoy estamos de celebración. 30 años de Telecinco. Y resulta que nos pide paso desde el plató de informativos un compañero de la época… Fernando Onéga. Bueno, papá. 30 años y parece que fue ayer», ha dicho Sonsoles de su plató; mientras que el periodista se encontraba en el de los Informativos donde comenzó su andadura en el año 1993.

Esta ha sido la respuesta del periodista, que actualmente tiene una columna diaria en La Voz de Galicia: «30 años no son nada cuando se ve crecer a una hija». Unas palabras que han emocionado a la presentadora, que no ha podido evitar las lágrimas. Fernando ha proseguido: «Es una barbaridad cuando tienes por delante 30 años para pagar la hipoteca. Y es el tiempo suficiente para contar la historia de una televisión».

Padre e hija se han abrazado al reencontrarse en un plató

Tras esta pequeña conversación, Sonsoles ha ido al plató de los Informativos para fundirse en un emotivo abrazo con su padre y acto seguido le ha enseñado el plató de ‘Ya es mediodía’, que comparte con ‘El programa de AR’. Padre e hija han mantenido una conversación y el mítico presentador ha derrochado mucho sentido del humor: «El paseo de la fama está ahora más blanco», ha dicho refiriéndose al famoso pasillo de Telecinco donde los rostros más importantes tienen sus cuadros.