«Veía mucho autoritarismo», ha admitido el colaborador tras ser preguntado por la hija de Rocío Jurado en el polígrafo de Conchita.


Si la emisión del documental de Rocío Carrasco ha provocado una gran división de opiniones en ‘Sálvame’, el fichaje de la hija de Rocío Jurado por el programa de las tardes de Telecinco ha puesto patas arribas la convivencia de los colaboradores. Debido a esto, Belén Esteban, Kiko Matamoros, Miguel Frigenti, Lydia Lozano y Marta López se han sometido al polígrafo de Conchita en ‘Viernes deluxe’ para saber qué piensan de su nueva compañera. En este, el también colaborador de ‘Viva la vida’ ha asegurado que llegó a plantearse abandonar su puesto de trabajo al sentir que no le daban libertad para opinar sobre ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’.

Telecinco

Tras mostrar su reticencia a que tan solo cuatro de sus compañeros se sometieran al polígrafo de Conchita para opinar sobre Rocío Carrasco, Kiko Matamos ha asegurado que en determinados momentos se le ha llegado a pasar por la cabeza dejar ‘Sálvame’ debido al «clima de radicalización» que había en plató. Sobre esto, el padre de Diego Matamoros insistía en que estando en plató (o viéndolo desde casa) sentía que no aguantaba las divisiones que había provocado el testimonio de la hija de Rocío Jurado entre los colaboradores.

«Veía mucho autoritarismo, las opiniones no se dejaban expresar o desarrollar. Llega un momento en el que te planteas si compensa, hay cosas en las que no estás de acuerdo», comentaba aunque dejaba claro que desde la cúpula del programa siempre le dieron libertad de expresión para hablar sobre el documental. «Muchas veces he sentido en mis carnes que faltaba ese espacio de libertad o de poder desarrollar una opinión. Estoy convencido de que Rocío Carrasco ha sufrido mucho pero hay cosas que no están claras. No hay mayor que el estado de derecho», concluía de forma tajante.

Sobre si ha cambiado la relación entre los colaboradores, Belén Esteban ha insistido en que sigue manteniendo una estrecha amistad con Antonio Rossi y Gema López, aunque ha sido con Kiko Matamoros con el que más ha chocado en los últimos meses. «Lo hemos comentado cada episodio de la docuserie. No he tenido ningún enfado, ha habido tensión en plató. Él me ha dicho lo que pensaba y yo se lo he dicho y le he dado la explicaciones fuera», comentaba la de Paracuellos.

El encontronazo entre Rocío Carrasco y Kiko Matamoros

Rocío Carrasco
Telecinco

En su primer día en ‘Sálvame’, Rocío Carrasco protagonizaba un fuerte desencuentro con Kiko Matamoros después de que este último sacara a relucir la paliza que le dio Rocío Flores cuando tan solo tenía 15 años. «Vencerás pero no convencerás. Te hablo con objetividad, con la intención de no procurarte ningún daño, ya has tenido bastante, todos hemos visto a una mujer que ha sufrido. Hay una parte inconclusa o no resuelta, el tema de la relación con tus hijos y tu familia», expresaba el también colaborador de ‘Viva la vida’ frente a la hija de «La Más Grande». «Hay algo que he defendido, no me siento nada culpable sino orgulloso y han sido los derechos de tu hija, públicamente se le ha vapuleado. Hay una ley del menor que anula todo lo que se hizo siendo menor y debe ser enterrado, son cosas que a efectos jurídicos ya no existen», proseguía.

Sin embargo, lejos de quedarse callada, Rocío Carrasco le preguntaba a su compañero por el motivo exacto que había hecho que no le convenciera su opinión. «¿Cuál es tu sensación cuando escuchas a comentaristas tachar a tu hija de pandillera, delincuente, de ser agresiva?», le preguntaba Kiko Matamoros. «Lo vivo con mucho dolor. Pero con mucho es con mucho. Todo eso no he sido yo la que se ha propiciado para que se diga, yo no tengo la responsabilidad. Me proporciona dolor, ¿cómo te afectaría que hablasen así de un hijo tuyo por una serie de hechos que han ocurrido?», reaccionaba la empresaria y recalcaba e insistía en el desgarrador episodio que vivió en 2012 a manos de su hija.

«¿Cómo no me va a doler si la paliza me la dio a mí? Cómo no me va a doler, ¿no entiendes que no cabe el que a mí no me duela? ¿Qué quieres que haga? Si yo no hubiese contado ese episodio tan horroroso de mi vida, no hubiese podido explicar mi historia, todo lo anterior no se hubiera podido entender”, comentaba.