domingo. 25 octubre 2020

Kiko Jiménez pone una condición para no demandar a Gloria Camila Ortega

El colaborador solicita un total de 20.000 euros a la que fuera su novia.


Durante cuatro años, Kiko Jiménez y Gloria Camila Ortega mantuvieron un sonado romance que se rompió el verano pasado. La enemistad de la expareja es de sobra conocida en los platós de Mediaset donde el colaborador ha realizado controvertidas declaraciones no solo sobre su ex, también sobre la fue su familia política durante un tiempo. Las tornas han cambiado y ahora ha sido Kiko quien ha interpuesto una demanda y le pide una cantidad de 20.000 euros a la hija del diestro. Sin embargo, pone una contundente condición para dar un paso atrás y evitar verse en los juzgados. 

El andaluz ha señalado que tiene claro que podría llegar a un entendimiento en el caso de que le pida perdón públicamente: «Con que una persona reconozca su error, como yo lo hice aquí el otro día, y diga en ese momento estuve muy desacertado y me equivoqué: ‘Tú no consumes estupefacientes’. Con eso me vale», ha afirmado en ‘Sálvame’. «Si me pide perdón públicamente se acabó», ha reconocido.

De no ser así, Kiko solicita un total de 20.000 euros a la que fuera su novia. El acto de conciliación será el próximo mes de octubre. El colaborador tomaba la drástica decisión de demandar a su ex el pasado mes de marzo después de que esta hiciera unas declaraciones donde aludía a los supuesto malos hábitos de este.

Todo parece indicar que la expareja no llegará a un entendimiento, al menos esto es lo que ha señalado el periodista Kike Calleja quien era el responsable de desvelar la noticia y recordaba que ella tenía previsto llegar hasta el final: «Se lo vas a pagar porque ella también te ha demandado a ti”, le decía. La demanda de conciliación está interpuesta en el Juzgado de Primera Instancia Número 4 de Alcobendas donde ya se ha emitido un decreto. Están citados para el próximo 1 de octubre a las 10 de la mañana. 

En el caso de que el colaborador no se persone se archivaría la causa mientras que si falla Gloria Camila se llegaría a juicio. Por su parte, la presentadora del programa, Nuria Martín, se mostraba crítica con su compañero por no llegar a un entendimiento: «Llenar los juzgados de demandas de este tipo…», aseguraba. Rafa Mora también tomaba partido y no entendía el comportamiento de Kiko después de cómo la familia de su ex siempre le acogió con los brazos abiertos y él ha aprovechado el tirón para seguir trabajando en televisión.

Ajena a este tipo de noticias y disfrutando al máximo del verano, se encuentra Gloria Camila quien recientemente visitaba Galicia junto a su sobrina, Rocío Flores, y su actual pareja, David. Muchos han sido los que han visto en el contenido de una de sus últimas publicaciones vía redes, una rotunda declaración de intenciones dirigida a su ex: «No te puedo odiar. Contigo aprendí que hay lugares a los que no quiero volver. Y versiones que no quiero volver a ser», afirmaba. En más de una ocasión, ella ha optado por guardar silencio y no dar más notoriedad al que fuera su novio.

Una contienda legal

El pasado mes de abril, José Ortega Cano reconocía que estaba cansado con la situación y había decidido poner en manos de sus abogados una entrevista de Kiko Jiménez en Mediaset hablando de la familia. El joven hizo caso omiso a un Burofax mandado por los abogados del torero donde le solicitaban que dejara de nombrar a la familia públicamente. Y es que Kiko ofreció una demoledora entrevista en ‘Sábado Deluxe’ donde realizó distintas confidencias y reveló ciertas intimidades de su relación, además cargó contra la familia de su ex. Una nueva demanda que también estaba dirigida a su madre, Carmen, quien dijo que una «mano negra» había frenado la proyección televisiva de su hijo.

No es la primera demanda que el torero interpone al que fuera su yerno. Cabe recordar que en septiembre de 2019, Ortega Cano decidió emprender acciones legales por unas contundentes manifestaciones realizadas tras la ruptura de su hija. Kiko se sentó en ‘Sábado Deluxe’ y dijo que había vivido una «relación tóxica» de cuatro años con diversas deslealtades por parte de ella que fueron el principal desencadenante del fin de su relación. «He vivido una mentira de cuatro años», dijo contundente y reconocía que el noviazgo había sido un auténtico «infierno».

 

 

X