«Yo no he compartido todas esas cosas tan fuertes que cuenta Rocío. No es que no fuera consciente de ciertas cosas, es que no lo sabía», ha explicado.


Gracias al documental de Rocío Carrasco, José Ortega Cano está más que nunca de actualidad. El diestro ha visto cómo se remueven viejos episodios familiares y está descubriendo algunos datos que desconocía. Una docu-serie que sorprendió a todos en su momento ya que la protagonista rompía su silencio tras dos décadas. Ahora, el torero se ha pronunciado, entre otros temas, sobre esta decisión. 

Foto: Gtres

«Ella es libre para tomar la decisión que quiera. Yo respeto la decisión de Rocío Carrasco, pero no la comparto», ha afirmado durante una larga conversación telefónica con ‘Viva la vida’. Añadía que le sorprende la serie porque existen muchas cosas que son «nuevas» para él. «Yo no he compartido todas esas cosas tan fuertes que cuenta Rocío. No es que no fuera consciente de ciertas cosas, es que no lo sabía. Ha habido un distanciamiento en estos años».

Actualmente no mantienen ningún tipo de contacto con la hija de ‘La Más Grande’: «Yo no he sido consciente del distanciamiento, se cortó de una forma tajante hace mucho tiempo. No ha habido trato. Dejas de hablarte por lo que sea, igual existe algún motivo y lo desconozco, no soy consciente. Sigo queriéndola mucho, lo mismo que si viviera su madre. Le deseo lo mejor, que tenga mucha suerte y sea muy feliz de aquí en adelante».

El torero aprovechaba para explicar que sus sentimiento por Rocío Carrasco siguen intactos. «He tenido un cariño especial y le tengo, porque el cariño no se va, porque Rocío me ha tratado como familia y yo a ella». Añadía que no está en contra ni de ella ni de Fidel Albiac. «Ojalá sean muy felices y Dios les ilumine en todos los sentidos».

Se manifiesta sobre Antonio David 

Respecto a la relación que actualmente mantiene con Antonio David Flores, ha querido recordar que en el pasado había tenidos sus «enfrentamientos». «Cuando me ha parecido que no ha estado bien, unas veces en privado y otras en público, le he dicho lo que yo creía».

Asimismo ha explicado el motivo que le llevó a invitar al malagueño a su boda con Ana María Aldón -donde no estuvo Rocío Carrasco-. «Fue a mi boda con el deseo de que estuvieran allí los dos hijos de ellos, Rocío y David. Para verlos y para que compartieran con nosotros aquel rato. También estuvo familia de Rocío como su hermana y Rosa Benito. Para mí era una situación difícil, pero bonita. Que ellos vieran que podía seguir para adelante en la vida y no venirme abajo tras la pérdida de Rocío».

Ha recordado que sigue teniendo un profundo cariño por los nietos de la que fuera su mujer. «A los niños los quiero mucho, los he visto nacer. Luego las cosas vienen como vienen, unas veces uno acierta y otras no». Aseveraba que a quien está unido es a Rocío y David Flores, no a su progenitor. «Él tiene su vida en Málaga y yo estoy aquí. Yo tengo una buena relación con Antonio David, pero en la distancia».