«La que recibe una paliza no es la hija es la madre», ha afirmado el presentador molesto con la última publicación de la joven en redes.


La desgarradora entrevista en televisión de Rocío Carrasco continúa generando un sinfín de reacciones y ha puesto más que nunca en el ojo del huracán a su hija, Rocío Flores. La joven, que lleva nueve años sin hablarse con su progenitora, continúa con su día a día en Málaga, pero una de sus últimas publicaciones en redes ha molestado, y mucho, a Jorge Javier Vázquez

Instagram

La hija de Antonio David Flores aprovechaba el viernes para visitar la tienda de Olga Moreno y supervisar que todo marcha en orden tras su ausencia. Desde allí compartía con sus seguidores dos prendas muy significativas, una cazadora con una enorme imagen de su abuela, Rocío Jurado, y un bolso con la foto de la mujer de su padre. «Va a flipar cuando vuelva y vea esta pedazo de detalle», señalaba sobre Olga Moreno.

‘Sálvame’ se hacía eco de este hecho y Jorge Javier Vázquez se mostraba muy indignado con el comportamiento de la joven: “A mí sinceramente, yo creo que en estos momentos el perfil bajito en el caso de Rocío Flores… en toda esta historia, que salgas tú con un bolso de Olga es como darle otra guantada a tu madre”. Visiblemente indignado, añadía lo siguiente: «La que recibe una paliza no es la hija es la madre».

Telecinco

El de Badalona recordaba el duro testimonio de Rocío Carrasco durante su primera entrevista en televisión después de muchos años. La hija de Rocío Jurado comenzó explicando el hecho ocurrido el 27 de julio de 2012. Un punto de inflexión que marca el distanciamiento entre madre e hija: «Ese día pasa que Rocío me agrede y yo termino en un hospital(…) Rocío llega a ser verdugo porque antes ha sido víctima y ha sido víctima incluso más vulnerable que yo», comenzó explicando a la audiencia.

El relato de Rocío Carrasco

«Mi hija me pega, se monta en un coche que yo le tenía puesto para que fuera al curso de verano y según se sube, saca un móvil, descuelga el teléfono y habla con su padre. Papá ya está hecho, dijo mi hija. De ahí se fue al colegio y después fueron a buscarla unos amigos de su padre para luego ir con su padre para ir a la Guardia Civil para denunciarme. Cuando me dicen que vaya a declarar. En ningún momento ella se preocupó por mi estado», contó.

Telecinco.

Por el momento, Rocío Flores no se ha pronunciado al respecto. Se está refugiando en su pareja, Manuel Bedmar, con quien se está dejando ver por las calles de Málaga. Al día siguiente de la sonada entrevista salía de su hogar intentando pasar desapercibida, camuflada bajo una gorra y con una mascarilla negra.