El presentador ha contado en ‘Sálvame’ el motivo por el que cerraron su cuenta en Grindr, una conocida app para ligar.


Jorge Javier Vázquez ha explicado en ‘Sálvame’ los motivos por los que cerraron su cuenta de Grindr, una conocida app para ligar.

El presentador ha contado en el programa de Telecinco la razón por la que han cerrado su perfil en una aplicación de citas gay. Debido a que es un personaje conocido en toda España, utilizaba esta app sin poner una fotografía de su rostro. En su lugar publicaba una imagen de su cuerpo. «Tenía una foto del torso espectacular», ha explicado.

«Me denunciaron y me quedé sin cuenta»

El problema, según el de Badalona, es que «a los que le dices que no se ponen muy pesados». Así pues, un usuario resentido o que se ha sentido rechazado ha sido quien ha dado quejas sobre él. «Me denunciaron y me quedé sin cuenta de Grindr», ha detallado.

Y es que en esta app, si alguien te denuncia los responsables cierran o bloquean temporalmente una cuenta hasta que comprueban que no se trata de un perfil falso o que no se le está dando un mal uso al mismo.

Deseando quedar para «tomar una copa de vino»

No es la primera vez que Jorge Javier habla abiertamente de las apps de contactos frente a las cámaras de televisión. Hace poco, en una de las galas de ‘Supervivientes», el presentador relataba que había conocido a José Antonio Avilés precisamente a través de Grindr. El colaborador de ‘Viva la vida’, que también utiliza esta app, le escribió un día mediante esta red y le preguntó dónde se encontraba, porque él aparecía a tan solo nueve metros de distancia. Los dos estaban trabajando en los estudios de Mediaset, por lo que la app les envió una notificación a ambos para informarles de que se encontraban cerca.

Jorge Javier ha dejado claro en ‘Sálvame’ que tiene ganas de recuperar su vida normal una vez que termine el confinamiento al que nos obliga el Estado de Alarma. Una de las cosas que más anhela es poder volver a usar la app de contactos y quedar de nuevo… con ligues o con sus seres queridos.

Con sentido del humor ha enviado un mensaje «a los solteros» de este país. A todos les ha recordado que a partir del 11 de marzo, cuando comience la Fase 1 de la desescalada propuesta por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, podremos volver a quedar. «Espero que a partir de las 12 de la madrugada del domingo la gente pueda verse para tomar una copa de vino».

Un codiciado soltero

En la actualidad, Jorge Javier disfruta de su soltería. Hace un año tuvo un acercamiento con su ex, Paco, con quien rompió su relación después de casi diez años de noviazgo. La pareja puso punto y final a su idilio a finales del año 2017, pero tras el ictus que sufrió el presentador volvieron a unirse. Paco estuvo muy pendiente de él los días que estuvo ingresado en el hospital. Incluso lo acompañó en su recuperación y ha estado a su lado durante meses, mostrando un apoyo incondicional.

Pero el acercamiento entre ambos no fue una reconciliación. El propio presentador dejaba claro que tras el regreso de Paco a su vida no había intenciones de volver a retomar su idilio. «Nada de relaciones. Paco se está quedando en casa para echarme un cable, pero no hemos hablado de reconciliarnos ni nada, somos muy británicos. ¿Para qué vamos a hablar si vamos a discutir?», decía.

Entre ellos hay una gran amistad. «Paco ya forma parte de mi familia. No sé dentro de un tiempo cómo será, pero él es ya de mi familia. Es uno de los hombres de mi vida, pero tengo 50 años y cuantos más haya, mejor», ha zanjado Jorge Javier. «Tenemos una relación de familia. No entiendo por qué no te puedes llevar bien con tu ex, me da mucha rabia».

Sus reflexiones sobre el amor

Desde que está soltero, Jorge Javier se ha pronunciado en numerosas ocasiones sobre las apps para ligar, la soltería o el amor delante de los focos. A sus casi 50 años no descarta volver a enamorarse. Admite que ve complicado encontrar a alguien, pero no cierra las puertas a nada. «No pienso en casarme ni en tener hijos pero si aparece alguien…», recordaba a principios de año.

De momento se conforma con tener de nuevo la posibilidad de tener citas. Recientemente ha confesado que, tras una cuarentena en total ‘sequía’, echa de menos retomar su vida sexual. «Estoy a punto de darme cabezazos, no sé cuanto voy a aguantar más ya».