«No me merezco este dolor, ha lamentado el novio de Marina al ver la deslealtad de su chica. Ella también ha reaccionado al verlo besándose con Stephany: «¡Qué asco!».


Las cosas en ‘La isla de las tentaciones’ se están poniendo especialmente intensas. Las deslealtades, tanto en Villa Playa como en Villa Montaña, se suceden con más rapidez que la multiplicación de las esporas… Entre las jóvenes que ya ha cruzado los límites está Marina, que se ha entregado en cuerpo y alma a los encantos del soltero más codiciado: Isaac, más conocido como ‘Lobo’. Su novio, Jesús, ha podido ver las imágenes de su novia desde hace cinco años en la cama con el ‘tentador’. Como es lógico, se he llevado tremendo disgusto.

Marina ha sido desleal a Jesús, que se ha enfrentado en la hoguera a los vídeos de su chica besando a Isaac, al que ya se ha llevado a su cama. «Siento que he fallado pero a la vez que no, porque ya había sido traicionado por ella. A nadie le gusta ver estas imágenes», confesaba al ver las caricias de Marina e Isaac en un sofá. «No la reconozco, ella me dice que sale por ahí y no se arrima a nadie. Incluso su madre me dice que ha salido con ella y se da a respetar. Quiero creer que no está sintiendo amor por Isaac. Atracción física sí, cariño puede que también, pero amor no, si me dice que sí miente porque la conozco».

Jesús, indignado: «Ha cruzado el límite»

«Me provocan vergüenza estas imágenes, dolor y vergüenza, por su familia y por la gente que la queremos. Ha cruzado el límite de que no se ha respetado a ella misma. Si no te respetas a ti misma de qué vales, de qué sirves.  No me va a dar el impulso de ‘como tú estás haciendo esto, yo te voy a rematar más fuerte’. No he venido aquí a un partido de tenis. He venido a demostrar quién soy, lo que valgo y a disfrutar la experiencia». Fuera de la hoguera, añadía: «No me merezco este dolor que me ha hecho sentir».

Telecinco

Marina, por su parte, admite que Isaac «cada vez me pone más nerviosa». Y que cada vez que está con él siente el impulso irrefrenable de estar a su lado. Algo que suscribe Lobo: «Marina y yo somos personas de piel, personas de contacto». Tanto contacto necesitan ambos que ya han pasado sus primeras horas en la misma cama. Momentos que han subido la temperatura en Villa Montaña. Marina e Isaac habían acordado «solo dormir», pero debajo de las sábanas fueron inevitables las caricias. La andaluza incluso llegó a retirar una foto que tenía con su novio en la habitación: «Me sentía un poco observada y la corté».

Luego se dieron un baño en la piscina y allí dieron rienda suelta a su pasión. «Me empezó a besar. Lo sentí muchísimo. Tanto erotismo y tanto todo, una se pone. Pero no pasó nada. Ese es un escalón muy grande que quiero reservar para otro momento», confesaba Marina.

Telecinco

Pero Jesús no ha sido el único que ha descubierto la infidelidad de su pareja en la hoguera. Marina también ha podido ver a su novio besando a Stefany. «Estoy ahora mismo blanca«, decía, sin dar crédito. «No veas cómo juegan a los juegos, con morreos…estupendo. Por una parte me siento más liberada para poder hacer lo que realmente siento, ya no me voy a tapar más. Llevo toda mi relación pensando en no hacerle daño, que reaccione así me sorprende pero mira, creía que era más débil«.

Marina, al ver a Jesús besándose con Stephany: El comportamiento de Jesús me parece patético»

«¡Qué asco, ahí comiéndose la boca! Que si ‘te quiero comer fuera’. Que lleva tiempo sin sentir… Él antes de entrar aquí me decía que estaba enamoradísimo de mí. Viendo esto me he quedado muy a gusto», añadía la sevillana. «El comportamiento de Jesús me parece patético. No sé si es rencor, venganza… No sé lo que he hecho con esta persona cinco años».

Telecinco

Una de las cosas que más sorprendían a Marina es escuchar a Jesús diciendo que le encantan «las chicas exuberantes y con el pecho operado». Porque cuando ella pasó por quirófano sus palabras fueron bien distintas. «A mí me ha llegado a decir que si me operaba el pecho me dejaba. No es la persona con la que he compartido cinco años de mi vida. Siento asco. Si de verdad veo que tiene feeling con alguien agacho la cabeza y me lo trago, pero esto es falsedad pura y dura«, se lamentaba.