«Llevo mucho acumulado y me da miedo hundirme. No puedo. No me lo voy a permitir», ha dicho con la voz entrecortada y reprimiendo las lágrimas.


Cansada de ciertas rumores que hablan de supuestas infidelidades de su marido, Irene Rosales ha confirmado que continúa muy enamorada. «Si no estuviera enamorada, no estaría con mi marido a día de hoy». Ha señalado que apostó por su relación el día que se dio el «sí, quiero» y desde entonces continúa haciéndolo. Sin embargo, ha reconocido que a principios de este año sufrió un «bache» en su matrimonio con Kiko Rivera.

Instagram

La que fuera examante del DJ, Techi, ha regresado hablando de ciertos escarceos y desde entonces han salido a la palestra otras mujeres. «Lo que pienso a día de hoy es que lo que venga de Techi no me lo creo, vamos los dos de la mano, no me duele pero sí que me afecta que si tengo que dar un paseo con mis hijas tengo prensa para preguntar cosas que son desagradables», señalaba molesta en ‘Viva la vida’, programa en el que colabora habitualmente.

Recordaba que nunca ha vendido su intimidad con Kiko y que está muy orgullosa de él: «Como persona es espectacular», decía. «Llevo casi siete años de relación y hemos tenido muchos momentos felices pero también malos, lo que pasa es que no se han visto porque eso queda en mi casa, y sí que es cierto que en esos momentos han podido pasar cosillas».

Telecinco

Reconoce que le pesan estos temas, por ello, la decisión de que Kiko se sentara en ‘Sábado Deluxe’ para acabar con ciertas especulaciones ha sido totalmente consensuada. Quieren aclarar todos los asuntos y zanjar así con temas controvertidos.

«Llevo mucho acumulado y me da miedo hundirme. No puedo. No me lo voy a permitir», ha dicho con la voz entrecortada y reprimiendo las lágrimas. «No me permito que me duelan las cosas». Ha hecho referencia al capítulo más duro que le ha tocado vivir, la muerte de su madre a principios de este mismo año, y que le ha hecho replantearse por completo todas sus prioridades. «Me ha marcado de por vida».

Asegura estar completamente agotada: «Muchas veces tanta saturación, tanto agobio, tantas especulaciones… No tiene que ser un machaque continuo. En cada familia hay un código. Podemos opinar, pero no machacar». Afirmaba que lleva semanas recibiendo mensajes demoledores a través de las redes donde la llaman «cornuda»: «Qué necesidad tengo de estar viendo estas cosas. Da rabia que el ser humano tenga que hacer daño».

Irene Rosales se sincera

La colaboradora ha reconocido que Kiko ha cometido errores en su relación, pero es un tema que desea resolver en la intimidad. «Eso es cosa de mi marido y mía. Y que no diga que llevo cuernos porque yo cuernos no llevo, porque no soy ningún animal». Una afirmación tajante que ha hecho romper en aplausos al público del plató.

Telecinco

Asimismo se ha querido pronunciar sobre la camarera de la discoteca que regenta Kiko ‘Hoyo Sevilla’, y ha admitido que se puso en contacto con ella a principios de este año. «Escribí a esta chica y le dije que se alejara de mi matrimonio». Eso sí, recalcaba que no fue por unos mensajes que encontró en el móvil de su marido sino que respondió a su «sexto sentido»: «Me arrepiento de lo que hice y supe que iba a salir». Todo ello sucedió cuando estaban sufriendo «un bache» y Kiko comenzó a mandarse mensajes con esta a principios de este 2020. Fue precisamente cuando Irene atravesaba una etapa complicada acompañando a su madre en los últimos días de su vida.

Instagram

El hijo de Isabel Pantoja contará toda su verdad en ‘Sábado Deluxe’, una entrevista muy esperada que llegará tan solo unas horas después de estas declaraciones de su mujer, quien nuevamente ha sacado la cara por él afirmando que continúa tan enamorada como el primer día. El DJ no está atravesando un buen momento, y es que a raíz de que se hicieran públicos los supuestos mensajes, tomó una drástica decisión y decidió borrar todas las publicaciones de sus redes sociales. «He dejado de dar explicaciones… A fin de cuentas la gente entiende lo que quiere entender». Además, en cuestiones profesionales también está viviendo una etapa complicada desde que comenzara la crisis sanitaria del coronavirus que le ha afectado por completo en sus principales fuentes de ingresos.