El paso de Adara Molinero por GH VIP 7 será recordado como uno de los más intensos de toda la historia del concurso. No solo porque consiguió convertirse en la ganadora y hacerse con el codiciado maletín, sino porque durante el tiempo que permaneció dentro de la casa de Guadalix de la Sierra protagonizó una historia amorosa a tres bandas que se convirtió en uno de los platos fuertes de la edición.

La relación entre Hugo y la madre de Adara está en crisis

Hugo Sierra, Adara, GH VIP

Ahora que está fuera del concurso y acostumbrándose de nuevo a la vida que tiene fuera, Adara sigue dando de qué hablar, pero no solo por ella misma, sino también por la complicada relación que mantiene su madre, Helena, y el padre de su hijo, Hugo Sierra. La tensión se ha instaurado entre ambos desde hace ya varias semanas, cuando el de Paraguay acudió a un bufete de abogados tras sentirse calumniado e injuriado por parte de su todavía suegra. Que las cosas estén así sin duda no ayuda a Adara, que está pasando una etapa muy complicada.

Pero la situación no siempre ha sido así entre Hugo y Helena. Es cierto que nunca han tenido una relación estrecha, pero hasta la entrada de la joven de Alcobendas en GH VIP todo estaba más relajado y podían disfrutar de una relación que se podría definir como cordial. Así lo ha explicado la propia Adara en sus últimas declaraciones, en las que reafirma lo que se sabía, que antes todo era más normal y se llevaban bien.

Lo que está claro es que la situación todavía no se ha resuelto y que el tiempo se ha convertido en su mejor aliado. Como sucede en este tipo de situaciones, el apoyo de la familia, algo que todos tienen, y un poco de margen hacen que se vea todo más claro, propiciando a que las cosas estén más calmadas y, por lo tanto, sea más sencillo tomar una decisión.