Tras su reencuentro con Adara en 'GH VIP 7', donde la vio llena de dudas, el italiano se ha sentido decepcionado. "No quiero ser el plan B de nadie".


El reencuentro entre Adara Molinero y Gianmarco Onestini no ha sido ni lo romántico ni lo idílico que la mayoría de seguidores de ‘GH VIP 7’ hubieran deseado. Todo lo contrario: el cara a cara entre la exazafata y el italiano estuvo marcado por las dudas de la joven, que no fue capaz de responder con un «sí» a la pregunta que éste le formuló en reiteradas ocasiones: «¿Tengo que esperarte?».

Gianmarco hace balance de su encuentro con Adara

Han sido la versión televisiva de ‘Romeo y Julieta’ dentro de la casa de Guadalix. La historia entre Adara y Gianmarco ha tenido en vilo durante semanas a los espectadores de Telecinco. Sin embargo, la gala del pasado 5 de noviembre expuso a la joven a una situación complicada: en la misma noche se reencontró con Hugo Sierra, su pareja y padre de su hija. Minutos después veía al estudiante de Derecho. La situación logró aturdir a la madrileña, que no fue capaz de confirmar a su compañero de concurso que estaba enamorada de él delante de las cámaras. Y no paraba de repetir «no lo sé» cada vez que éste le pedía una señal: «¿Te tengo que esperar o no?». 

Al regresar al plató, la cara de Gianmarco era de total abatimiento. «Lo que he vivido ahora es completamente diferente», decía a Jordi González. Compungido, explicaba: «Creo que a ella no le intereso. Al final uno abre los ojos sobre la persona que pensaba que conocía. He estado todo es tiempo solo, pensando: Tengo que esperar. Ella me dijo: ‘Nunca dudes’. Todas las palabras que siempre me ha dicho… pero creo que al final no ha sido así».

Gianmarco se lamentaba de que Adara no le hubiese dado una respuesta definitiva. «Se lo he preguntado diez veces y nueve meses me ha dicho: No lo sé». Y añadía, con la mirada triste: «Nosotros dentro de la casa no hicimos nada, simplemente miradas, caricias. La mirada que he visto ha sido de indiferencia».

Hugo Sierra: «Espero que todo esto termine bien»

Por su parte, Hugo Sierra, sentado en el plató a menos de dos metros de él, hacía balance de su cara a cara con Adara. «¿Crees que esta crisis os refuerza como pareja?», le preguntaba Jordi. «Me encantó verla, me encantó cómo me miró. Me hizo sentir bien. Me removió cosas bonitas. Espero que todo termine bien y quede en una anécdota, por llamarlo por alguna manera. La noche de hoy me cambió bastante la perspectiva. Iba muy cauto. Creo que se puede retomar la situación».

Gianmarco: «Adara no está confundida»

El italiano ha sacado sus conclusiones de la gala. «El beso (el que se dieron Adara y Hugo) ha sido muy claro. No está confundida. Su mirada era de indiferencia. Estoy enamorado, pero no estoy tonto. No quiero estar ahí y hacer el tonto por nada.

Joao, gran amigo de ambos, ha apoyado a su compañera. «Ella que haga lo que quiera y lo que sienta. Yo no esperaba su reacción, ni muchísima gente tampoco lo esperaba así. Lo siento mucho por él (Gianmarco), pero respeto lo que ella decida. Ella ahora tiene un maremágnum de sentimientos. Lo que ella quiere, eso será. Al amor hay que jugar a fondo perdido, no a plazo fijo», aseguraba.

Gianmarco Onestini estaba destrozado. «Para mí ha sido una concursante top y estoy contento por ella. Pero no quiero ser el plan B de nadie», concluía.