«Me he caracterizado siempre por no callarme. Y es lo que quiero seguir haciendo», ha confesado la periodista.


Esta semana, Jorge Javier Vázquez ha reconocido su preocupación por la «tormenta» que azota a ‘Sálvame‘. Una crisis sin precedentes que se ha producido a raíz de la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco y que ha generado una «enorme fractura» entre los compañeros, tal y como ha señalado Carlota Corredera, superada por las circunstancias. La tensión no solo afecta a los presentadores o a Kiko Matamoros, quien ha anunciado que estaría dispuesto a dejar su trabajo en el programa. Este ambiente crispado incide en el ánimo todos, incluida Gema López, quien se ha pronunciado sobre la situación del espacio y ha respondido a las recientes opiniones del presentador.

La periodista se «ha emocionado» con los comentarios que ha hecho Jorge Javier sobre ella. Se conocen desde hace años y él es «una persona muy importante a nivel profesional a nivel personal». Los orígenes de su amistad y su vínculo como compañeros televisión se remontan a sus respectivos inicios en los medios de comunicación: «Nos conocemos desde hace 25 años cuando recorríamos las calles de Madrid con una alcachofa en la mano», ha recordado la madrileña.

«Estoy en este medio gracias a Jorge»

«Además estoy en este medio gracias a Jorge. Él propuesto mi nombre para un casting en Antena 3. Entonces le dije ‘en qué fregado me has metido’ y bendita la hora que fui. Mira todo lo que ha pasado», explicaba durante la emisión de ‘Sálvame’. «Cuando empecé a trabajar en este programa me propuse una cosa: ser seguir siendo yo misma. Intento ser súper leal a mis principios, a mis ideas a mis creencias. Con muchas equivocaciones…. No soy la más lista, ni la más inteligente, ni la que mejor lo hace. Pero sí soy fiel a mí misma. Por eso en ‘Sálvame’ me adapté poco a poco. Primero venía un día, luego dos, luego tres… Era adaptarme a un medio y a una forma de hacer televisión muy diferente. Y un programa que llevaba un tiempo».

Instagram

«Si a mí Jorge después de casi 10 años sigue viéndome como esa persona coherente, para mí es un halago. Porque es algo que me propuse cuando entré. Entiendo que no puede haber 10 como yo porque esto no sería ‘Sálvame», ha destacado. Agradecida por las valoraciones del catalán, ha mostrado su satisfacción: «Me halaga que diga que es necesario un perfil así».

«Yo no soy ni de unos ni de otros»

Asimismo, la colaboradora ha hecho balance de lo que ha sucedido en el programa tras el polémico documental de Rociíto. «Imagino que todas estas reflexiones vienen por todo lo que ha pasado en los últimos meses. Creo que ninguna de las posturas ha sido fácil. Cuando yo he intentado poner un ‘pero’ en la gestión de determinadas cosas siempre hay un bando que te quiere utilizar. Y yo no soy ni de unos ni de otros. Lo único que quería era puntualizar determinadas cosas que a mí no me han cuadrado. En ocasiones eso ha sido complicado, pero me he caracterizado siempre por no callarme. Y es lo que quiero seguir haciendo», ha matizado.

«No me gusta el pensamiento único», sentenciaba. «No me gusta no poder poner el solfa determinadas cosas en las que no creo o no comprendo. Y en ese sentido, si me lo permiten, voy a seguir en esa línea». Por último confesaba sus puntos débiles como tertuliana. Uno de ellos, que a veces se muestra muy seria: «Puedo sacar más sentido del humor, que lo tengo y a veces no lo saco». Belén Esteban comentaba: «Gema tiene su guasa». María Patiño, por su parte, decía que Gema López «es muy cachonda».

«Me he vuelto muy proteccionista»

Tampoco se dejó en el tintero aspectos de su actitud en el trabajo, como el afán que tiene por proteger lo relativo a su vida privada, por ejemplo. O la manera en la que, en ocasiones, se sobredimensiona lo que pasa en el plató. «Aquí se desarrollan miedos. Yo aquí he aprendido mucho, pero también he desarrollado miedos. Aquí cualquier cosa sacada de tono o que no se entienda puede suponer… y en ese sentido me he vuelto muy proteccionista. Para mi fue un cambio venir aquí. Llevaba una vida completamente diferente antes de venir aquí. Y yo, que soy tan protectora de todo, tiendo a que no se salga la pata del banco», concluía.