«Hemos visto a un hombre que en los momentos malos es capaz de hacer trampas», ha sentenciado el colaborador.


El concurso de Omar Sánchez está en la cuerda floja. Más aún desde que ‘El Negro’, como lo llama Anabel Pantoja, ha sacado a la luz en ‘Supervivientes’ una infracción de las normas durante una prueba y sus concursantes le han acusado de traición. Un gesto que no ha pasado inadvertido para Kiko Matamoros, quien lo ha juzgado severamente durante la emisión de ‘Sálvame’.

Y es que la manera de comportarse del canario ha despertado disparidad de opiniones entre los colaboradores del programa. Matamoros lo tiene claro: no le gusta nada el instructor de surf. Es más, está deseando que se vaya del ‘reality’ lo antes posible: «Agradezco a la cadena que haya adelantado un día la gala porque así estaremos un día menos sin ver a este señor».

«En Omar hemos visto pocas virtudes»

A la hora de calificar al concursante, el madrileño tiene claro que ahora que las cosas se ponen duras en los Cayos Cochinos ha salido a flote su verdadera personalidad. “Se ven las virtudes y los defectos de cada uno. En Omar hemos descubierto pocas, presumíamos algunas y han sido defraudadas”, ha recalcado.

Telecinco

«Estamos viendo a un hombre que es incapaz de ser solidario con sus compañeros», ha dicho. En su opinión, su manera de ser «insolidaria» está sacando a flote su valía como persona. “Te estás vendiendo como alguien que se merece un trato por encima de tus compañeros, lo cual es mentira”, le ha recriminado. Y añadía: “Hemos visto a un hombre que en los momentos malos es capaz de hacer trampas, un mal deportista y a alguien tremendamente mezquino, insolidario, absurdo”.

Para el colaborador, Omar Sánchez es un «mezquino»

Miguel Frigenti defendía a capa y espada al novio de Anabel. Para él este tipo de programas muestran «la autenticidad» de quienes forman parte de él y recordaba que parte de lo auténtico no solo son las virtudes, también los defectos. «Auténtico mezquino», matizaba Matamoros.

No es la primera vez que Kiko Matamoros carga contra Omar Sánchez. Tampoco ha ocultado nunca su falta de simpatía por su prometida, Anabel Pantoja, a la que ha calificado en multitud de ocasiones como una trabajadora «vaga» y que no da «palo al agua». Ahora sus críticas se han centrado en la pareja de su compañera. Está claro que ninguno de los dos son santos de su devoción. ¿Qué tendrá que decir la sevillana al respecto? Seguro que muy pronto responde a los ataques de su colega en riguroso directo.