Paula Echevarría lleva muchos años siendo una mujer muy conocida en España. Su papel en la serie ‘El comisario’ fue el primero que la consolidó como intérprete en el panorama televisivo nacional, pero no fue hasta que se metió en la piel de Ana Rivera para ‘Velvet’ que la asturiana pasó a ser considerada una estrella de la ficción.

El ‘perreo’ a cuatro bandas de Paula Echevarría y Miguel Ángel Silvestre

Junto a Miguel Ángel Silvestre, Marta Hazas, Javier Rey y Asier Extandía -entre muchos otros-, la protagonista de la serie vivió un enorme pico de popularidad, ya que las historias de amor que tenían lugar en las galerías engancharon a millones de espectadores que, el próximo 20 de diciembre, podrán despedirse de sus queridísimos personajes.

La salida de los dos protagonistas de la historia hizo que ésta perdiese espectadores y aunque hubo una segunda vida para muchas de las tramas, el romance entre los personajes de Miguel Ángel Silvestre y Paula Echevarría sigue siendo el principal y es el motivo de la despedida triunfal de la serie.

El durísimo lapsus de Miguel Ángel Silvestre tras la muerte de su padre

Cuando la serie despuntó Paula se encontraba en un momento personal muy distinto al actual. Casada con David Bustamante y sin crisis a la vista todavía, el cantante llegó a confesar durante una de sus visitas a ‘El Hormiguero’ que la interpretación de su mujer era tan buena que no veía la serie porque no se terminaba de sentir cómodo viendo el ‘feeling’ que había entre ella y su pareja en la ficción.