Elena Rodríguez, madre de Adara Molinero, ha visto truncado su sueño de llegar a la final de ‘Supervivientes 2020’. Después de 13 semanas de concurso, la audiencia del ‘reality’ ha decidido que abandone su concurso en los Cayos Cochinos.

Al conocer la decisión de los espectadores, Elena ha dado las gracias al equipo del programa y se despedía, uno a uno, de todos sus compañeros. Entre ellos, Rocío Flores, con quien se ha enfrentado en numerosas ocasiones. «No soy rencorosa. Llevo un poco de ti en mi corazón», le decía. También dedicó unas palabras de cariño a Ana María Aldón, con quien ha hecho muy buenas migas. «Ana María, la reina de la pesca. Eres una máquina de mujer y me encanta rodearme de personas como tú». A quien se dirigió con más afecto fue a Jorge, quien ha sido su mejor amigo en las costas del Caribe. «Jorge, te vistes por los pies. Eres un tío muy grande. Tenemos una relación en la que no tenemos que estar todo el día pegados y la gente como tú es de la que quiero rodearme».

Su reacción al conocer la ruptura: «Por algo será»

Pero la cuestión de que la que Jorge Javier Vázquez quería que hablara era la ruptura entre Adara y Gianmarco Onestini. El presentador recordaba que Elena llegó a afirmar que Gianmarco había intentado ligar con ella. «Dije que si Gianmarco mira así a las mujeres… Si siguen juntos le diré: Mira a la tuya sí, pero al resto no se las mira a la boca». El presentador bromeaba con la anécdota: «¿No sería que te pone un poco Gianamarco?». Y lanzaba su teoría del porqué de la mirada del estudiante de Derecho a los labios de su exsuegra. «Sé por qué te miraba a la boca. Cuando eres de otro país te fijas en el labio para captar bien el contenido de la conversación. Si no hablas el español de manera fluida te agarras a lo que sea para poder estar al tanto de la conversación. Y lo malinterpretaste».

Ha sido entonces cuando Jorge Javier ha dejado de dar rodeos y ha ido al grano. «No siguen juntos», le explicaba. Y es que la pareja puso punto y final a su relación mientras Elena permanecía en las playas de Honduras. La concursante no pareció inmutarse demasiado. «Bueno, por algo será», le respondía. «Rompieron hace tanto que parece de la edición de ‘Supervivientes’ de Rosa Benito. «Fue hace dos meses. Lo que conocemos en el argot como debut y despedida. Tu hija está encantada», añadía el catalán. «Si rompieron es porque ahí no había nada. Había atracción sexual, nada más», comentaba Elena.

Jorge Javier recordaba las tensiones que se produjeron en el plató de ‘GH VIP 7’ cuando se fraguó la fugaz historia de amor de su hija, -que entonces mantenía una relación con Hugo Sierra-, con el italiano. «Era una situación delicada para mí», admitía la madrileña.

Adara: «En el fondo me conoce»

Adara, en el plató, reconocía: «Mi madre en el fondo me conoce». Jorge Javier le agradecía los momentos que ofreció a la audiencia de ‘Gran Hermano gracias a su affaire con Gianmarco: «Fue una historia preciosa». La ganadora de ‘GH VIP 7’ no se arrepiente de lo sucedido: «Me quedo con los buenos momentos, pero lo que me hizo en los últimos momentos me dolió. Coger y mentir e irse por la puerta de atrás».

«¿Tendrías una conversación con él?», se interesaba Jorge Javier. «Si él quiere, sí». Sobre la expulsión de su madre decía: «Me da pena porque ha perdido su sueño. Pero estoy deseando estar con ella porque la necesito mucho».

Sobre su concurso: «Me siento orgullosa»

Elena tiene claro quién desea que se alce con la victoria: Jorge. «Quiero que gane una persona que es humilde, que es noble, que no le falta hacer show, que es muy entero y que debemos estar orgullosos de tener un miembro de la Guardia Civil así».

Al hacer balance de su paso por el ‘reality’ cree haber jugado un buen papel. «Ha sido muy duro, pero muy gratificante. Me siento muy orgullosa». Cuando Jorge Javier le preguntaba: «¿Que dejas en la isla?», respondía: «Me llevo a una nueva Elena, una Elena más positiva, con ganas de hacer cosas».