María Patiño ha sufrido en carne propia uno de los numerosos controles de tráfico que realizan las Fuerzas de Seguridad del Estado como consecuencia de la crisis del coronavirus para evitar desplazamientos innecesarios.

Le pidieron acreditación «para certificar que estaba trabajando»

maria-patino-destacada-1068×801

La colaboradora ha contado en ‘Sálvame’ cómo la policía la paró mientras conducía su coche al salir del trabajo. Le sucedió tras salir de los platós de Mediaset, en el camino de regreso a su domicilio en Madrid. «Me pidieron mi acreditación de la productora para certificar que estaba trabajando. El agente me dijo: ‘Sé que vienes de Telecinco, pero ¿cómo sé que vas a tu casa?».

La periodista y presentadora de ‘Socialité’ ha contado que, en su caso, le resultó complicado justificar dónde se encuentra su residencia actual. «Me he mudado hace relativamente poco a una casa que no está reflejada en mi DNI». Afortunadamente, la fortuna estuvo de su parte, ya que «la policía quiso pasar por alto a esta situación. Apórtala, me dijeron, que si no me enfrentaba a una multa de 1.500 euros«, ha señalado.

Patiño ha querido compartir esta anécdota para alertar a la audiencia de que nadie escapa a este tipo de controles y que, en caso de encontrarse con uno, es preciso justificar de dónde se viene y hacia dónde se va. Ahora sabe que no tendría problemas «llevando empadronamiento conmigo. Hoy si me para la policía puedo certificar dónde vivo actualmente», ha puntualizado.

La presentadora ha confesado que su encuentro con los miembros de la policía fue cordial y que el hecho de que le solicitaran documentación «no me ofendió nada». Todo lo contrario, el Estado de Alarma en el que se encuentra el país exige este tipo de actuaciones por parte de los agentes.

A su compañero Kiko Matamoros también lo ha parado la policía. «A mí también me pararon ayer en la Castellana. Hay otra forma de acreditar el domicilio: un recibo de la luz, lo que sea. El contrato de arrendamiento, o lo que sea», ha señalado. «Esto es una guerra y en una guerra hay que obedecer a lo que digan las autoridades», decía Carlota Corredera.

María Patiño ha compartido con los seguidores del programa que ha montado un pequeño gimnasio en su casa para poder practicar deporte a diario y mantenerse en forma «porque soy muy nerviosa». También es metódica y disciplinada en lo que a sus hábitos se refiere. «Sé cuáles son mis debilidades y tengo hora de lectura, hora de peli… Tengo una rutina. Hasta el desayuno forma parte de sus costumbres. «A mí me quita mucho la ansiedad tomar avena por las mañanas», revelaba.

Hace apenas unos días, la colaboradora compartía en su cuenta de Instagram cómo está siendo su día a día en estos momentos tan excepcionales. «Rutina en el día de hoy: deporte, limpieza, lectura, preparar la comida, siesta, ver la televisión, yoga y meditación, lectura, cena y películas», escribía.

Así confesaba sus primeras preocupaciones ante el coronavirus

MARÍA PATIÑO

Cuando saltaron las primeras alarmas sobre los peligros del coronavirus, Patiño fue una de las primeras colaboradoras en confesar abiertamente sus preocupaciones en ‘Sálvame’. Y es que la periodista, madre de un adolescente, no sabía bien cómo abordar la situación antes de que se decretara el Estado de Alarma y cuando las medidas para prevenir los contagios aún eran meras recomendaciones. «Mi hijo tiene 18 años es totalmente independiente y autónomo, pero quiere salir de fiesta, a la discoteca e ir al gimnasio y no sé cómo manejarlo», decía.

También narraba cómo su marido, Ricardo Rodríguez, tuvo que echar el cierre al local que regenta en la cpaital. «Mi pareja tiene un bar y ha tenido que cerrarlo», detallaba. «Nosotros tenemos una situación privilegiada, por esta que está aquí, pero otros no tienen esa suerte». Quién le iba a decir que apenas unos días después de expresar sus inquietudes no iba a quedar más remedio que hacer cuarentena de manera obligatoria en todo el país.

Consciente de la dura realidad que asola al país, pero positiva, Patiño lanzaba un mensaje de ánimo a la audiencia el pasado fin de semana. «Es momento de ser consciente de la situación que vivimos, de que tenemos un futuro por delante y todos desde nuestras casas, aplaudiendo a los héroes se la situación, ha empezado un nuevo día. Hay más responsabilidad y conciencia social. Qué importa lo que pasó, lo que importa es lo que está pasando», señalaba.