El popular chef ha contado en 'El Hormiguero' cómo fue el día que conoció a la hermana y al padre de don Juan Carlos.


Pepe Rodríguez ha visitado ‘El Hormiguero 3.0’. Allí ha hablado con Pablo Motos de su trabajo al frente del restaurante El Bohío. También ha recordado sus experiencias dando de comer a miembros de la Familia Real española.

El cocinero cuenta su experiencia dando de comer a la infanta doña Pilar y su padre

«En un restaurante ocurren tantas cosas. Se supone que es un sitio donde se va a comer, pero para cada uno es un lugar distinto. Cada uno tiene una visión de lo que es un restaurante. Y tú tienes que hacer sentir a cada uno una cosa distinta», confesaba el jurado de ‘Masterchef’.

El presentador admitía que es bastante tiquismiquis cuando acude a un restaurante. No soporta que le sirvan la comida «tibia» o la «cerveza caliente». Otra cosa que también le «molesta mucho» es «el sonido de los restaurantes». O sea, que haya mucho ruido. «Pero eso es culpa de los comensales, no del restaurante. Tienes que ir a restaurantes un poquito más acomodados y verás que hay sitios donde no se pegan tantas voces», le aconsejaba el cocinero.

Minutos después, Pepe contaba una de las experiencias que marcó los primeros años de su carrera. «La primera vez que entré en una cocina entré por obligación era un chavalito con 22 años. Nos dijeron: ‘Va a venir un señor muy importante’. Era un mesón. Nos reservaron la infanta doña Pilar y su padre, don Juan, con todo un séquito. Yo asustado: esta gente qué comerá».

Pepe ha detallado que el padre de don Juan Carlos «se tomó una copa de ginebra de entrada y una tortilla francesa. Maravilloso. Es anecdótico. Luego estuvo una vez más. Y luego estuvo don Juan».