Tras no cumplir con su palabra, el programa de Telecinco ha contado con dos exparejas del bailaor que han hecho público los episodios más oscuros de su relación.


Con el semblante serio, Jorge Javier Vázquez anunciaba que Rafael Amargo había dado plantón a ‘Sábado deluxe’ después de haber confirmado su presencia en el programa de Telecinco. El presentador hacía hincapié en que el bailaor y coreógrafo tenía miedo de aclarar los frentes que tenía abiertos después de que el pasado martes, 1 de diciembre, fuera detenido por presunto tráfico de drogas y pertenencia a una organización criminal. Tras romperse la escaleta, el espacio de Mediaset ha contado con el testimonio de dos exparejas del artista. Estos han dibujado un perfil de Amargo que dista mucho de la figura pública que conocemos.

Klein y Noelia, exparejas de Rafael Amargo, no han dudado en hacer públicos los episodios más oscuros que vivieron durante su relación con el bailaor. El primero lo hacía horas antes en ‘Viva la vida’ y aseguraba que en varias ocasiones tuvo que recogerle en situaciones complicadas. «Viví con él cosas y me llevaba a cosas que no me gustaba. Yo no le he visto vender. Se perdía en las fiestas y me lo encontraba de otra manera. Se enrollaba con trabas personas y me decía que era una prima o una amiga», explicaba.

El que fuera Míster Gay Badajoz en 2009, que mantuvo una relación de siete meses con el bailarín, ha insistido en que las continuas fiestas y malas compañías de su expareja provocaron el fin de su noviazgo. «Yo he llegado a ver cómo supuestos amigos le daban cosas que él aceptaba aunque fuese a salir a bailar a los pocos minutos. He visto muchas cosas, él solía liarla y perderse y luego pedirme perdón. Tiene muchos amigos buenos, pero tiene palmeros que le ríen las gracias. A mí no me ha extrañado nada la detención de Amargo«, explicaba con cierto nerviosismo.

«A Rafa le echaban de los hoteles»

© Telecinco

Por otro lado, el programa también ha contado con el testimonio de Noelia, la expareja de Rafael Amargo, quien ha narrado cómo los mossos d’esquadra se llevaron preso al bailaor después de que «se le fue todo de las manos y acabó cogiéndome del cuello y empujándome delante de un abogado». Sin embargo, no se ha quedado ahí. La que fuera amiga íntima del coreógrafo ha hecho público que este aún le debe más de cuatro mil euros después de que le alquilara varias habitaciones de su casa debido a que le echaron de un hotel de Barcelona. «Me da pena porque le considero un muñeco roto. Le echaban de los hoteles por hacer fiestas hasta altas horas de la madrugada. Yo traficar no le he visto, pero sí le he visto entrando y saliendo. Nunca he consumido con él y le expulsaron de un espectáculo en un hotel de Ibiza porque faltaba casi siempre a su trabajo», relata.

Además de estos dos testimonios, un examigo de Rafael Amargo, Aimar, ha reconocido que fue un honor trabajar a su lado, aunque reconoce que le rodeaban personas muy extrañas. «Me presentó a gente en su casa muy rara, eran como de una secta. Rafa tenía problemas económicos porque el dinero que cobraba, al poco le desaparecía. Creo que hay alguien detrás de Rafa que le amenaza«, cuenta.