«¡Me ha gustado, no puedo decir otra cosa!», ha confesado la sevillana al comprobar en su silueta los 4,9 kilos que ha perdido en el ‘reality’.


En la penúltima gala de ‘Supervivientes’, el programa ha emitido imágenes de Olga Moreno comprobando frente al espejo lo delgada que se ha quedado tras casi cuatro meses de concurso en Honduras.

Ha perdido casi cinco kilos

Antes de enfrentarse al veredicto del espejo, la dirección del programa le dejaba una nota que decía: «Olga, seguro que te habrás preguntado qué aspecto tienes desde que te cortaste el pelo. Si a esto le añadimos tu rica dieta de almendras y coco, el resultado seguro que te inquieta todavía más. En los más de tres meses que el resultado seguro que te inquieta. Has perdido exactamente 4 kilos 900 gramos». La mujer de Antonio David Flores reaccionaba con sorpresa: «¿Cinco kilos? ¡Me da pánico, vamos!». 

Al ver lo delgada que ha quedado su figura, se decía a sí misma: «Imposible». La sevillana se quedaba con la boca abierta. «Me gusta, ¿eh? ¡Me gusta el look!», confesaba sobre su media melena, que se cortó durante una de las pruebas del concurso.

Telecinco

«¡Mira las costillitas!», lanzaba la andaluza al verse. «Este espejo hace más delgada… ¡Qué fuerte es mirarme al espejo!», comentaba, entre risas. Divertida y satisfecha con el resultado, concluía: «¡Me ha gustado, no puedo decir otra cosa!»

En la gala final de ‘SV’, Olga se ha reencontrado con una de sus hermanas, Arantxa, y con su sobrina Alba. Feliz y agradecida, no ocultaba su felicidad, ajena a los comentarios que circulaban en las redes por su salvación y por la expulsión de Tom Brusse, que muchos usuarios en las redes han tildado de ‘tongazo’.

Antonio David Flores
Gtres

Pocos días antes de su gran noche en el ‘reality’, Antonio David se reencontraba con algunos de sus excompañeros de ‘Sálvame’ en los juzgados de la calle Princesa de Madrid. Allí estaba previsto que se celebrara el juicio contra La Fábrica de la Tele. El que fuera colaborador del programa cree su despido del programa fue improcedente. Y reclama el daño que se le ha hecho tras los testimonios de Rocío Carrasco en su docuserie.

«A raíz del documental de Rocío, mi vida ha dado un giro de 180 grados. Nos han hecho un daño que es irreparable durante casi cuatro meses de absoluto machaque y difamación diaria en todos los medios de comunicación», se quejaba el malagueño. El juicio ha tenido que ser aplazo ante la ausencia de uno de los directores del programa y Jorge Javier Vázquez.

«Vengo al juzgado a que se haga justicia, a solventar cosas que se están sucediendo diariamente», decía, poco antes de su tenso reencuentro con sus excompañeros de ‘Sálvame’.