María Patiño y Teresa Bueyes, abogada del militar, han explicado las razones de peso por la que la expareja de la soprano no se ha sentado en el programa.


Tras la noticia exclusiva de SEMANA de su separación, Matías Urrea y Ainhoa Arteta están en el ojo del huracán. A lo largo de los últimos días, la expareja de la soprano se ha convertido en el hombre del momento y más aún gracias al anuncio sorpresa que hizo ‘Sálvame’ el pasado viernes acerca de la entrevista que iba a conceder en ‘Sábado deluxe’. Sin embargo, no se ha producido el esperado momento. El piloto, representado en el plató de Telecinco por su abogada, Teresa Bueyes, ha alegado «cuestiones institucionales» para no sentarse frente a María Patiño.

© Gtres.

La presentadora de ‘Socialité’ comenzaba ‘Sábado deluxe’ explicando a la audiencia que su invitado principal, a pesar de haberse cerrado la entrevista con un acuerdo entre todas las partes de antemano, había reclinado la oferta después de haber sido aconsejado por su trabajo de no sentarse en el programa de Telecinco. No obstante, el espacio de Mediaset ha decidido seguir adelante con la entrevista previa que ofreció la expareja de la sorprano al programa y que, por cuestiones de contrato, no puede ser emitida públicamente.

Sobre su ausencia en ‘Sábado deluxe’, Teresa Bueyes ha explicado que Matías Urrea ha recibido en las últimas horas varias recomendaciones y consejos de «ciertas esferas» para que no se sentara en el programa. «Sé que hay unas reglas y códigos disciplinarios y se le ha aconsejado simplemente para no perjudicar la imagen de una institución. No puede venir por una cuestión institucional», explica la abogada.

De la misma forma, la representante legal del militar ha dejado claro que este se pretende defender de «cualquiera que atente contra su dignidad«. Asimismo, insiste en que Matías Urrea simplemente ha querido justificarse y dar su versión de los hechos ante el torrente de información que se ha ido publicando en los últimos días. Además, hace hincapié en que jamás hablaría mal de Ainhoa Arteta. Unas declaraciones que han provocado que los colaboradores montaran en cólera y le echaran en cara que habían escuchado la entrevista previa en donde se escucha al militar dejar en muy mal lugar a la soprano. «Matías está preocupado por los efectos colaterales de la opinión pública y de los rumores que corren por ahí. Él siempre ha querido justificarse y siempre sin dañar la imagen de quién ha sido su pareja», sentencia la letrada.

Horas antes de la emisión de ‘Sábado deluxe’, era Terelu Campos quien confirmaba en ‘Viva la vida’ que Matías Urrea finalmente no se sentaría en el programa de Telecinco porque en su trabajo no se lo habían permitido. «Lo que ha pasado es que el Ministerio para el que él trabaja… digamos que no lo han visto bien o no tenía la autorización pertinente. Él está haciendo todo lo posible para venir el fin de semana que viene. Pero, en este momento, por el tipo de trabajo que tiene, en un Ministerio, no le han autorizado», comentaba la hija de María Teresa Campos. Unas declaraciones con las que Diego Arrabal aprovechaba para satirizar por el asunto y se preguntaba si en el Ministerio de Defensa se habrían reunido de urgencia para debatir sobre la presencia del militar en el programa de La Fábrica de la Tele.

Matías Urrea rompió su silencio en ‘Sálvame’

El pasado viernes, Matías Urrea rompía su silencio en ‘Sálvame’ para zanjar cualquier tipo de especulación acerca de los problemas económicos de la pareja. En concreto, el militar desmentía que viviera a costa de la soprano, aunque sí confirmaba que había solicitado un crédito de 42.00 euros para él. «Era para cubrir gastos relacionados con ella, de su trabajo. Mi tranquilidad, mi dignidad y mi integridad valen mucho más que 42.000 euros. No tengo ningún interés en meterme en un litigio para reclamar ese dinero», decía de manera tajante.

Lo que está claro es que esta polémica ha llegado justo en uno de los peores momentos para Ainhoa Arteta. Tal y como publicó SEMANA en exclusiva, a la soprano le han tenido que amputar varios dedos de su mano tras sufrir un infarto. No obstante, a pesar de que se encuentra en su casa de Bilbao recuperándose de este gran bache en su salud, la artista pretende defenderse de todas las habladurías, así como su honor e intimidad.