«Eres un jeta que se acostaba a las 7 de la mañana, se levantaba a las dos y le pedía a la chica que le pusiese el desayuno», ha afirmado el colaborador.


Tras más de dos años sin verse, Kiko Matamoros y Javier Tudela se han reencontrado en un plató de televisión. El hijo de Makoke acudía como entrevistado a un atípico ‘Sábado Deluxe’, emitido este domingo por el temporal de nieve. «Me da pena, te lo digo honestamente», comenzaba diciendo el colaborador sobre el joven.

Telecinco

«Estaba ahí sentado y me estaba acordando de cosas que ha dicho de mí. Sé que muchas veces en un plató te calientas, oyes cosas que son injustas… Todo su discurso se ha vuelto en una especie de desprecio. Es un muchacho que tiene que estar al lado de su madre, lo respeto y lo entiendo», recordaba Kiko en un tono apacible que ha cambiado por completo nada más la entrevista se ha ido calentando.

Incluso ha querido explicar cuándo comenzó la profunda enemistad entre ellos: «Cuando empezasteis a tomaros unas libertades que no se merecía nadie». Es más, le ha reprochado que se llevase a vivir a la casa familiar a su novia sin haberlo consultado antes. «Bastante me toca las pelotas que en la casa que vivo yo me metan un perro, creo que a quien sostiene esa casa se le tiene que decir».

Telecinco

La entrevista ha estado repleta de reproches, ataques y también de gritos. «Aprende a respetar, si no te enseñaron en tu casa aprende en un plató. No te respetas ni tú. Te estoy hablando, chaval, que me escuches», le espetaba amenazando con irse del plató si Javier Tudela no guardaba silencio mientras él hablaba.

«La obligación de un padre respecto a un hijo es sostenerle, ayudarle en su estudios, en sus relaciones, que no le falte un techo… Cuando una persona te ha dado eso sin ser tu padre, que no tenía ninguna obligación de hacerlo, la tuya por lo menos es la del agradecimiento. Cosa que no te han enseñado ni tu padre ni tu madre», aseguraba con dureza Kiko.

«Eres un jeta»

No solo eso, también le ha reprochado que en todo su vida no haya «dado palo al agua» y le ha llamado «desagradecido»: «Los palos que yo doy al agua soy públicos. ¿Cómo puedes decir que no trabajo cuando has vivido 20 años de mí?». También ha calificado como «miserables» los 800 euros que entregaba de pensión el padre de Javier Tudela por el nivel de vida que ha llevado. «Ni para la calefacción por la que te has calentado tú y tu novia. Caradura que eres un caradura. Eres un jeta que se acostaba a las 7 de la mañana, se levantaba a las dos y le pedía a la chica que le pusiese el desayuno».

Telecinco

Por supuesto, ha salido a relucir el nombre de Makoke: «Para tu madre soy la teta de la que mama. Para dar una exclusiva tiene que nombrarme, todos los titulares de las entrevistas que da son míos», le decía. Mientras él intentaba a duras penas defenderse. Ha recordado que quiso al exmarido de su madre en su momento, pero ahora no. «No le deseo ningún mal, pero me da igual su vida». Ha señalado que antes de los 18 años le advirtió a Makoke que no le gustaba Kiko. «Era un tío que menosprecia».