La hija de Ortega Cano y la colaboradora han encontrado nuevos calificativos con los que ofenderse mutuamente: "Camorra" y "So fea".


Cada gala de ‘Supervivientes 2020’ es un nuevo ‘round’ en el que Gloria Camila y Sofía Suescun se atacan mutuamente como dos aguerridas púgiles. Una semana más, la hija de José Ortega Cano y la novia de Kiko Jiménez se han asestado todo tipo de ‘puñetazos’ verbales. Y lo han hecho hasta llegar al K.O. Juzguen ustedes cuál de las dos ha golpeado con más fuerza…

La gala del ‘reality’ arrancaba, como siempre, con las dos jóvenes de uñas. Pronto han empezado a lanzarse pullitas. Una detrás de la otra. La primera de ellas tuvo que ver con las recientes declaraciones de Sofía sobre su padre. La hija de ‘la más grande’ le recordaba: «Alcohólico se lo has llamado tú a tu padre».

Sofía: «Gloria Camila está obsesionada conmigo»

La navarra ha asegurado que Gloria Camila «está obsesionada conmigo». Y añadía: «Me hace tanta gracia que estés tan pendiente de mí». Ésta le respondía: «Te crees que todo el mundo está obsesionado contigo». «Creo que en fondo es fan», remataba Sofía.

La colaboradora de ‘MyHyV’ le ha echado en cara que se había saltado la cuarentena por el Covid-19 porque había llamado a un peluquero para que fuese a su casa. «La única que se salta las normas eres tú faltándole el respeto a la Policía de Marbella«, respondía Gloria Camila. «Yo no me he saltado el confinamiento, yo no sé si te has puesto al día pero la peluquería a domicilio a día de hoy se puede», espetaba.

Cada frase entre ellas era como un gancho sobre el ring de boxeo. «No se puede ir a la peluquería a no ser que tengas una minusvalía«, le ha reprochado la hija de Maite Galdeano. «Creo que pelo no tienes pero minusvalía no, creo». La tía de Rocío Flores contestaba: «Yo no tendré pelo, pero tú no tienes neuronas. Ella tiene fijación conmigo. Ella le manda un mensaje a sus fans para pedirles la peluquería, la fecha y la hora. No sé quién tiene fijación con quién».

«Yo estoy orgullosa de mi hermano, no como otras»

Quizás el encierro de la cuarentena las tuviera más tensas que de costumbre, como a tantos españoles en estos días. Porque, de todos sus encuentros hasta la fecha en el plató de Telecinco, ha sido éste en el que han ido más directas a la yugular de la otra. ¡Y de qué manera!

«So fea» ha llamado Gloria Camila a Sofía, quien también tenía preparado un calificativo inspirado en su nombre: «Camorra». La escena era propia de un patio de colegio. Solo les ha faltado tirarse de los pelos. Afortunadamente, no ha llegado la sangre al río. Todo ha quedado en pura batalla dialéctica.

En su pugna televisiva también han repartido golpes a terceras personas. Gloria Camila tuvo palabras para Cristian Suescun, el hermano de Sofía, que ha sido expulsado por decisión unánime de la audiencia. «Cristian es el único que se salva de la familia. Yo estoy orgullosa de mi hermano, no como otras, que lo coja quien lo tenga que coger», le decía.

«La que te espera cuando tu novio tenga el juicio de Marbella«. Ha sido otra de las perlas de Gloria Camila. Sofía se defendía: «El tema de Marbella no tiene ninguna sentencia. La que va zurrando en la calle, que te han grabado, eres tú. La de la educación, cariño. Vas arrastrando de los pelos. Mi novio no arrastra a nadie y mi hermano tampoco, tú sí. Camorra. Cómo te gusta arrastrar de los pelos. Cuidado chicas de España que Gloria Camorra os arranca el pelo para ponérselo ella«.

La ganadora de ‘Supervivientes 2018’ instaba a Gloria Camila a revelar todos los detalles de su idilio con Barranco, uno de los concursantes de ‘SV 2020’. «Barranco está en el concurso gracias a ti. Cuenta tu noche de pasión con él, estamos deseando escucharlo».

Jorge Javier Vázquez, en el plató, no dudó en compararlas con dos de los personajes más conocidos de Benito Pérez Galdós. «Sois la Fortunata y Jacinta del siglo XXI», bromeaba.

Una guerra sin tregua

No hay una semana en la que Gloria Camila y Sofía no acaben a la gresca en los platós de Mediaset. Con su cruce de zascas han sido capaces de hacer sombra a los concursantes del ‘reality’ y a todo lo que sucedía a más de 8,200 kilómetros de España, en las costas de Honduras. Una vez más, ambas jóvenes han convertido el set en el particular cuadrilátero en el que dirigirse, uno detrás del otro, todo tipo de golpes bajos.